11 de enero de 2014 / 11:35 p.m.

Guadalajara.- Médicos de la División de Medicina Molecular del Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO), del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, investigan sobre marcadores genéticos en pacientes con obesidad y diabetes.

El desarrollo de estos trabajos de investigación permitirá prevenir la problemática y aplicar tratamientos más dirigidos en pacientes con estas enfermedades, afirmó la titular del área, Silvia Esperanza Flores Martínez.

La investigadora indicó que el objetivo es prevenir y aplicar tratamientos más dirigidos y efectivos en pacientes con exceso de peso y síndrome metabólico (obesidad, diabetes e hipertensión).

Flores Martínez informó que se realizan diversos trabajos de investigación en este sentido, de inicio en un grupo de aproximadamente 250 pacientes, todos ellos derechohabientes y con diagnóstico de obesidad y diabetes.

"Tratar de buscar individuos que tengan estos marcadores de susceptibilidad para ya en ellos tener esquemas de tratamiento más dirigidos, son estudios de asociación que comparamos al grupo de pacientes con obesidad y diabetes con individuos sanos para observar las diferencias genéticas y moleculares", explicó.

Detalló que de esta muestra, aproximadamente 50 pacientes son mujeres con diabetes gestacional (desarrollada durante el embarazo) no mayores a los 35 años de edad y alrededor de 200 son personas con diabetes mellitus tipo dos, de entre 30 y 60 años.

En este estudio, dijo, se ha observado la prevalencia de citocinas pro inflamatorias en exceso, las cuales son proteínas que regulan la función de las células o moléculas que produce el organismo.

La citocina tiende a inflamarse como una reacción de protección del propio sistema inmune ante algún agente dañino, lo cual sucede en todos los seres humanos, sin embargo cuando no se está expuesto a algún elemento "amenazante" se considera anormal su sobreproducción

"El adiposito va creciendo para secretar estas moléculas, y la teoría es que de ahí se desencadena la obesidad, se almacena esta grasa en el cuerpo para producir la citocina y permanece así, y no es como una reacción de protección del organismo sino anormalmente porque no siempre existen agentes amenazantes", advirtió Flores Martínez.

No obstante, aclaró que el problema de la obesidad es multifactorial, por lo que a través de estos estudios se espera conocer qué tan determinantes son los aspectos genéticos o alteraciones genómicas del ADN para que algún individuo desarrolle la problemática, además de otras enfermedades como diabetes e hipertensión.

Flores Martínez indicó que de manera preliminar en estas investigaciones, se ha observado el incremento inflamatorio de la citocina en algunos de los pacientes con obesidad y diabetes que fueron integrados a la muestra.

"Esto podría ser un marcador respecto a quienes podrían desarrollar la problemática y quienes no y de qué manera podría controlarse el aumento de grasa y masa corporal suministrando tratamientos más efectivos", expuso.

Dicha investigación continúa en proceso, el objetivo es ampliar la muestra a una población derechohabiente más numerosa, concluyó la titular de la División de Medicina Molecular del CIBO.

NOTIMEX