MULTIMEDIOS DIGITAL
27 de marzo de 2016 / 07:58 a.m.

Veracruz.- Después casi 7 días de la desaparición de tres jóvenes que presuntamente fueron detenidos por policías de Papantla, Veracruz, la Fiscalía citó a declarar a 6 uniformados involucrados en el caso.

Según denunciaron los familiares, ya no supieron de su paradero desde el 19 de marzo, luego que fueran detenidos en dos hechos distintos y los subieran a las patrullas 060, 061 y 084, esta última unidad fue asegurada para buscar indicios a través de inspección ocular de peritos.

Además, para integrar la carpeta de investigación número 326/2016, la fiscalía solicitó al inspector de la Policía Municipal de Papantla un informe con el nombre de los efectivos de las patrullas 060 y 061 a fin de entrevistarlos.

Hasta el momento solo los familiares de dos de los desaparecidos han presentado denuncia formal, pues la madre del tercero señaló que su hijo se desaparecía con frecuencia para ingerir drogas.

Según publicó Milenio, Ninfa Cruz, madre de Alberto Uriel, contó en entrevista telefónica que su hijo iba acompañado de dos amigos, Luis Humberto y Noé Martínez López, a bordo de un vehículo Aveo rojo en calles de Papantla, cuando fueron perseguidos por policías de la patrulla 084, quienes presuntamente dispararon al auto y le poncharon las llantas.

La mujer señaló que su nuera vio cuando la patrulla interceptó el vehículo en la calle Francisco Villa y que los uniformados los bajaron, con la playera les taparon la cabeza, pero por miedo ella se retiró.

Al lugar también llegaron las patrullas 060 y 061, que se quedaron con los muchachos; la patrulla que los detuvo, la 084, se fue del lugar.

De los tres que iban en el Aveo, solo Noé regresó a su casa, aseguró Cruz Nájera.

Ninfa dijo que ella y los padres de Luis Humberto fueron a la casa de Noé, pero no quisieron preguntarle nada para que la policía hiciera su trabajo, pero cuando los ministeriales fueron a buscarlo no lo encontraron.

Dijo que desde el pasado domingo denunció ante el MP por el delito de desaparición y el miércoles, durante una manifestación, se enteraron de que había un tercer desaparecido, Jesús Alan.