MILENIO DIGITAL
31 de agosto de 2015 / 06:45 a.m.

Guerrero.- El gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido Abreu, expresó de nueva cuenta su deseo de ser candidato a la Presidencia de la República para 2018 y llamó a conformar un frente progresista de izquierdas, pero sin el “caudillismo” de Andrés Manuel López Obrador ni Morena.

“Después de muchas especulaciones, se presumió que el PRD iba a desaparecer en la pasada elección, que Morena sería el partido de López Obrador que acabaría con el PRD y eso no ocurrió. Aquí en Guerrero observaron un voto en favor de la izquierda y Morena no tuvo un porcentaje ni siquiera para ser competitivo.

“Eso habla de que la sociedad sabe distinguir entre un proyecto político y un proyecto de un caudillo que personaliza él (López Obrador), cuando la gente lo que quiere es que el proyecto incluya y sume a muchos”, expresó el mandatario morelense.

“El PRD sigue siendo la primera fuerza de izquierda, la tercera electoral del país, tenemos la posibilidad real para competir en la elección presidencial con una propuesta que no pierda el piso por un caudillo, tenemos que construir una suma de mexicanos que quieran un cambio progresista”, manifestó Ramírez.

Tras su participación en la Agenda Social y Política de las Guerrerenses, Ramírez rechazó que haya una política colaboracionista por parte del PRD con el gobierno federal y dijo que tampoco se privilegia la diferenciación con López Obrador y no con el PRI.

“Yo creo que la diferenciación con López Obrador es que él está contra todo y contra todos. Nosotros (en el PRD) tenemos que ser una fuerza que esté dispuesta a ser opositora, pero a hacer también propuestas.

“El frente opositor que planteo para 2016 obedece a la suma de todas las fuerzas, incluyendo, bajo una plataforma de compromiso democrático, a entidades federativas donde no ha habido alternancia política en los últimos 100 años”, sostuvo el gobernante estatal.

Por ello resaltó la importancia de construir un frente progresista de izquierdas y opositor, “porque la última experiencia de ir divididos dejó malos resultados electorales y ahora se debe ir a la competencia de manera unificada.

“Si revisamos el sentir de los mexicanos en esta última elección, más allá de resultados específicos para cada fuerza política, podemos ver que la mayoría de los ciudadanos votó por una opción progresista; si sumáramos el conjunto de los votos en favor de las fuerzas progresistas, sería mayor de las que pudieran tener PRI y PAN”, afirmó.

Graco Ramírez también se refirió al proceso de renovación en la dirigencia nacional del PRD para septiembre y afirmó que apoyará las aspiraciones de Agustín Basave como presidente del Comité Ejecutivo Nacional.

Acompañado por la ex candidata al gobierno de Guerrero, Beatriz Mojica, y por Claudia Gastélum, el gobernador de Morelos presumió logros realizados en esa entidad.

Habló de seguridad y dijo que al llegar al gobierno estatal había 700 policías y ahora hay 5 mil, bajo el esquema del mando único.

Se pronunció por que se analicen delitos como el consumo de mariguana, pues consideró que 80 por ciento de detenciones y encarcelamientos está relacionado con este delito y eso le cuesta mucho dinero al estado.

Ponderó que en su gobierno se ha privilegiado una política de equidad de género, donde las mujeres ocupan 50 por ciento de los cargos públicos.

Ramírez realizó actividades de proselitismo por sus aspiraciones presidenciales y se reunió con mujeres perredistas que ocuparán cargos de elección popular.

SUBEJERCICIO EN SEGURIDAD

En otro tema, el mandatario de Morelos admitió que los gobiernos municipales en aquella entidad aplicaron 90 por ciento de los recursos en materia de seguridad pública, a pesar de que es el principal reclamo de la sociedad.

“Somos de los estados que aplicaron los recursos del Subsemun, con mayor eficiencia, pero los fondos son para los municipios.

“Hay un subejercicio de 600 millones de pesos, y eso es más grave, cuando es una prioridad y se gasta más en otras cosas como vehículos y no en seguridad”, señaló Ramírez en entrevista.