17 de febrero de 2015 / 01:46 p.m.

TOKIO.- Japón dijo el martes que proporcionaría 15,5 millones de dólares en ayuda al desarrollo para apoyar la lucha contra el terrorismo en Oriente Medio y África.

La decisión se produjo después de la reciente decapitación de dos rehenes japoneses por parte de milicianos del grupo Estado Islámico, que controlan grandes áreas en Irak y Siria.

La contribución, en torno a la mitad de lo que Japón ya había prometido, pretende reforzar las capacidades anti terroristas en las regiones afectadas por el grupo y otras milicias, señaló el ministro de Exteriores, Fumio Kishida.

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, prometió este año, justo antes de la crisis de rehenes que se entregarían 200 millones de dólares en apoyo no militar a los países que combaten a los milicianos del grupo Estado Islámico.

El viceministro de Exteriores Yasuhide Nakayama anunciará la ayuda, que se pagará a través de organizaciones internacionales, en una conferencia el jueves en Washington, señaló el Ministerio.

Japón, que no se había visto directamente amenazada por los milicianos hasta la reciente ejecución de los dos rehenes, sigue conmocionada y está revisando sus medidas antiterroristas con vistas a los Juegos Olímpicos 2020.

FOTO: Especial

AP