28 de enero de 2015 / 04:44 p.m.

Aman.- Jordania dijo el miércoles que estaba dispuesta a entregar a una mujer iraquí encarcelada por su rol en un ataque suicida con bomba de 2005 si un piloto jordano capturado por Estado Islámico era liberado.

El portavoz del Gobierno, Mohammad al-Momani, no mencionó al rehén japonés Kenji Goto, un veterano reportero de guerra que también está retenido por el grupo militante.

"Jordania está lista para liberar a la prisionera Sajida al-Rishawi si el piloto jordano, teniente Muath al-Kasaesbeh, es liberado y su vida es perdonada", dijo Momani, según fue citado en la televisión estatal.

Kasaesbeh fue capturado cuando su avión se estrelló en diciembre en el noreste de Siria durante una misión de bombardeo contra Estado Islámico.

Se pensaba que su suerte estaba vinculada a la de Goto ya que un video difundido el martes parecía mostrar al ciudadano japonés diciendo que tenía 24 horas de vida a menos que Jordania liberara a al-Rishawi.

La voz en el video dijo que Kasaesbeh tenía menos tiempo de vida. Japón confirmó la existencia del video a las 23:00 hora local (1400 GMT) del martes.

Momani dijo que la prioridad de Jordania era asegurar la liberación del piloto, quien pertenece a una importante tribu jordana que forma la columna vertebral de apoyo de la monarquía hashemita.

Varios cientos de personas, incluyendo familiares de Kasaesbeh, se reunieron el martes frente a la oficina del primer ministro jordano, instando a las autoridades a cumplir las demandas de Estado Islámico.

Al-Rishawi está detenida en Jordania por su papel en un ataque suicida con bomba que provocó la muerte de 60 personas en la capital, Amán.

En Japón, un portavoz de la oficina del primer ministro Shinzo Abe dijo que no tenía comentarios inmediatos sobre el comunicado jordano.

La toma de rehenes representa la mayor crisis diplomática de Abe desde que asumió el cargo hace dos años y según una serie de reportes no confirmados en medios japoneses podría estar gestándose un acuerdo de intercambio que involucra a Goto.

La madre de Goto pidió por la vida de su hijo.

"Por favor salven la vida de Kenji. Les pido que trabajen con todas sus fuerzas en las negociaciones con el Gobierno jordano", dijo la madre de Goto en una carta a Abe que leyó en una conferencia de prensa.

Goto viajó a Siria a fines de octubre. Según sus amigos y colegas, estaba intentando asegurar la liberación de Haruna Yakawa, un amigo japonés que fue capturado en agosto.

FOTO Y TEXTO: REUTERS