4 de febrero de 2015 / 01:35 p.m.

FOTO: Durante la mañana del martes los yihadistas difundieron un video donde se observa al piloto jordano Mouath al-Kasaesbeh morir calcinado.

Jordania.- Jordania ejecutó a dos prisioneros de al-Qaida antes del amanecer del miércoles, solo horas después de la publicación de un video en internet que supuestamente mostró a extremistas del grupo Estado Islámico quemando vivo y dentro de una jaula a un piloto militar jordano que habían tomado como rehén.

La espantosa muerte del piloto militar, el teniente Muath Al-Kaseasbeh, de 26 años, que fue capturado mientras participaba en ataques aéreos a los extremistas por parte de una coalición internacional liderada por Estados Unidos, provocó indignación y manifestaciones en contra del grupo Estado Islámico en Jordania.

Los titulares de los periódicos advertían que Jordania "se vengará" por este asesinato mientras el rey Abdulá II, un firme aliado de Occidente, regresaba a toda prisa al país desde Washington. En Raqa, la capital de facto del califato instaurado por la milicia radical, los insurgentes emitieron alegremente el asesinato de al-Kaseasbeh en televisores de pantalla grande, dijeron activistas sirios en la zona.

En una primera respuesta al asesinato del piloto, Jordania ejecutó a Sajida al-Rishawi y Ziad al-Karbuli, dos iraquíes vinculados a al-Qaida, dijo el vocero gubernamental Mohamed al-Momani. Otro funcionario dijo que habían muerto por ahorcamiento.

Las ejecuciones tuvieron lugar en la cárcel de Swaqa, a unos 80 kilómetros al sur de la capital, Amán. Al amanecer, dos ambulancias escoltadas por seguridad trasladaron los cuerpos de al-Rishawi y al-Karbouly fuera del recinto.

Al-Rishawi había sido condenada a muerte por su implicación en un triple atentado en 2005 en Amán el que fallecieron 60 personas. El ataque fue orquestado por al-Qaida en Irak, el predecesor del grupo Estado Islámico. Al-Karbouly fue enviado al corredor de la muerte en 2008 por planear acciones terroristas sobre jordanos en Irak.

Los insurgentes radicales habrían pedido presuntamente la liberación de al-Rishawi a cambio de la del piloto. Durante la semana pasada, Jordania ofreció al intercambio pero frenó la operación al no recibir ninguna prueba de que seguía vivo. La televisión jordana dijo que el militar fue asesinado hace tiempo, el 3 de enero, sugiriendo que las autoridades sabían que cualquier intento de recuperarlo sería en vano.

Jordan se enfrenta a crecientes amenazas de insurgentes. El país tiene frontera con algunas zonas del califato declarado por la milicia extremista. También ha habido señales que apuntan a que las ideas del grupo cuentan con gran respaldo entre jóvenes y pobres en el país.

FOTO: AP