MULTIMEDIOS DIGITAL
13 de abril de 2016 / 04:03 p.m.

Puebla.- Esteban Vargas Cuautle de 19 años confesó que asesinó a su hija de 20 días nacida.

El joven había fingido que un grupo de hombres le había robado a la menor afuera de un hospital, pero tras caer en contradicciones en diferentes ocasiones, optó por confesar el crimen.

La víctima, identificada como Valentina tenía solamente 20 días de nacida y su cuerpo fue abandonado atrás del basurero de Calpan, en San Pedro Cholula.

Tras acudir con las autoridades a realizar una recreación de los hechos, el joven terminó aceptando el homicidio y declaró que él no quería que la menor naciera, pues tuvo que dejar de estudiar para trabajar en una pizzería y mantener a la pequeña.

Vargas Cuautle confesó que asfixió a Valentina hasta que perdió el conocimiento.

La Fiscalía de Puebla informó del hallazgo del cuerpo y descartó que se tratara de una sustracción de menores, como se había manejado en un inicio.

El Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos calificó el crimen como un feminicidio, en caso de que las autoridades decidan investigarlo como tal, sería el número 27 cometido en Puebla en lo que va de 2016.