AP
16 de junio de 2015 / 08:48 a.m.

México.- Autoridades de Baja California informaron que una joven de 19 años confesó haber asesinado y mutilado a su mamá y su hermana rusas porque pensó que ambas practicaban hechicería en su contra.

Un funcionario de la procuraduría estatal, informó a The Associated Press que la hija mayor no ha sido detenida aún porque están a la espera de que un juez otorgue una orden de arresto, pero que están seguros que no se podrá fugar.

La presunta culpable ha sido identificada como Anastasia Lechtchenko, aunque la embajada de Rusia en México no confirmó de inmediato el nombre.

Según el funcionario estatal, la joven dijo a investigadores que había planeado y realizado el crimen sola, sin cómplices, aunque dijo que las autoridades aún investigan las circunstancias de los asesinatos.

Los cuerpos desmembrados de la mujer de 45 años y de su hija de 12 años fueron localizados la semana pasada en bolsas de plástico en su casa de Playa en Tijuana, a casi un kilómetro de la frontera con Estados Unidos, luego de denuncias por un hedor que manaba del estacionamiento de la vivienda.

La Procuraduría de Baja California informó la semana pasada que dos personas eran interrogadas y que "el entorno familiar podría haber sido la causa".

El funcionario dijo el lunes que al parecer había una relación tensa entre la madre y su hija mayor por lo menos durante los últimos cinco años.

La joven había dejado su casa al menos en tres ocasiones y supuestamente se había involucrado con personas que usaban drogas, dijo.

Agregó que en un momento los padres incluso presentaron un reporte por la desaparición de su hija, quien resultó que se había ido con amigos de Sinaloa, conocido por ser bastión del cártel de las drogas que lleva ese nombre. En aquel momento, sin embargo, la policía no podía forzarla a regresar porque ya era mayor de edad.