10 de junio de 2014 / 07:30 p.m.

Mérida.- Los países de Latinoamérica y El Caribe necesitan un nuevo modelo de universidad como la denominada "transformadora" para responder a los retos sociales y económicos de la región, opinó el asesor internacional Víctor Martín Fiorino.

El consultor académico de la ORSALC-UNESCO indicó que en todas las naciones de la región latinoamericana se sabe de universidades con determinado perfil de formación.

"Vemos que existen universidades de la Revolución, universidades corporativas o bien con perfil militar o cierta vocación religiosa, que en realidad buscan la formación de nuevos cuadros para sus determinadas causas o intereses", subrayó.

Entrevistado después de impartir una conferencia en el Campus de Ciencias Exactas de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) comentó que en ese tipo de instituciones se busca responder a una norma y patrones ya establecidos desde hace años.

Con ello, dijo el especialista, se deja a un lado la innovación y la creatividad como elemento clave en el desarrollo de nuevos profesionales.

"Por eso, en el Observatorio de Responsabilidad Social para América Latina y el Caribe (ORSALC), hablamos de la necesidad de impulsar un nuevo modelo de universidad denominada transformadora, que como su nombre lo indica, sea capaz de innovar para bien del entorno y tejido social que le rodea", precisó.

Aseguró que la institución debe tener esa capacidad no sólo de responder a los retos del presente, sino adelantarse a los desafíos que pudieran venir a futuro y tener como eje central la innovación y el estímulo a la creatividad de sus educandos.

El especialista consideró un buen ejemplo lo que ahora sucede en México con la aplicación de reformas a sectores estratégicos como el caso de la generación y administración de energías.

"Es momento que las universidades empiecen a prepararse para responder a ese reto de generar recursos humanos para la nueva dinámica que se pretende impulsar en el sector energético mexicano que va mucho más allá que el simple tema del petróleo", precisó.

Explicó que junto con el desarrollo de energía será necesario generar nuevos especialistas en el cuidado del medio ambiente, generación de energías más limpias y sustentables y para sectores relacionados como la minería y los combustibles alternativos.

"Necesitamos más universidades con visión a futuro y responsabilidad social, cercanas a las necesidades de la sociedad, dinámicas y abiertas, que sean motor de cambio y transformación social", finalizó.

NOTIMEX