IRAM OVIEDO
10 de septiembre de 2015 / 07:32 p.m.

Monterrey.- En coordinación con personal de Parques y Vida Silvestre del Estado, así como de Protección Civil de los Municipios de San Pedro, Monterrey y Santiago, se realizaron los trabajos de manejo, captura y liberación cuatro osos negros.

En una primera actuación se ubicó a una hembra con un peso de 50 kilogramos que se encontraba en un domicilio del municipio de San Pedro Garza García y fue liberada en la Sierra del municipio de Rayones, Nuevo León.

La segunda liberación se trató de un macho capturado en las Cabañas denominadas “La Botella”, en el municipio de Santiago, y fue liberado en la sierra del mismo municipio.

Posteriormente, en una tercera acción, se localizó un macho con un peso de 97 kilogramos en la Quinta El Naranjo, ubicada en la comunidad El Pastor, municipio de Montemorelos, por lo que fue liberado en la sierra del Municipio de Rayones.

La cuarta acción se trató de un macho de 120 kilogramos que había sido capturado en el pasillo de una vivienda ubicada en el municipio de Monterrey; esta vez se reportó el avistamiento del animal a las 23:00 horas en la comunidad Los Álamos, en el municipio de Santiago.

El úrsido deambulaba entre las casas poniendo en riesgo la integridad física de la población que habita en dicha zona, por lo que personal de PYVS, Protección Civil de Santiago y Monterrey, así como personal de la PROFEPA acudieron al lugar para ubicar al ejemplar, capturarlo y posteriormente liberarlo en una zona de la Huasteca, en el municipio de Santa Catarina.

El Oso negro (Ursus americanus) se encuentra enlistado en la NOM-059-SEMARNAT-2010 en la categoría de Peligro de extinción.

A últimas fechas, se han visto videos de gente alimentando a los úrsidos, por lo que la Profepa exhorta a la población a no hacerlo.

Asimismo, solicita resguardar en un lugar seguro la basura que generan los centros recreativos en donde es común el avistamiento de estos mamíferos para evitar que los úrsidos se acerquen a las áreas de convivencia humana.