MILENIO DIGITAL | RUBÉN MOSSO
16 de septiembre de 2015 / 09:20 a.m.

México.- Un tribunal federal concedió la libertad provisional bajo caución al abogado Christian Guillermo Lucenilla Salazar, señalado por la Procuraduría General de la República (PGR) y la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) de ser lavador de dinero de Joaquín 'El Chapo' Guzmán, líder del cártel de Sinaloa.

El sexto tribunal unitario en materia penal del primer circuito fijó una cifra de 127 mil 16 pesos para que el litigante recuperara su libertad.

José Cuitláhuac Salinas Martínez, ex titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), emitió el fallo en su calidad de secretario encargado del despacho del mencionado tribunal unitario.

Actualmente Lucenilla enfrenta un juicio como probable responsable de portación de arma y posesión de cartuchos de uso exclusivo de las fuerzas armadas y contra la salud en su modalidad de narcomenudeo en variante simple, delitos que no son graves.

El 16 de julio del presente año, el abogado fue absuelto del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

La Policía Federal detuvo a Guillermo Lucenilla el 24 de septiembre de 2011, en la residencia de Cerrada de Risco 160, Jardines del Pedregal, en compañía de cinco supuestos cómplices, entre ellos Diego Paredes Escalante.

La entonces Secretaría de Seguridad Pública federal aseguró que el abogado coordinaba traslados de dinero para realizar operaciones de compra y venta de droga que iban de los tres a los cinco millones de dólares en efectivo semanalmente.

También, añadió la dependencia, Lucenilla se desempeñaba como abogado y se encargaba de la defensa legal de algunos integrantes del crimen organizado.

En el inmueble se detuvo a Eduardo Altamirano Charis y a Diego Paredes. Asimismo, a los colombianos Carlos Augusto Echeverri López, Jorge Hernán Valencia González y Jeaneth Penilla Ramírez.

Se les aseguraron cuatro pistolas y una subametralladora marca HK MP5 SD, calibre 9 milímetros, además de cargadores.

Supuestamente el litigante era dirigente de una célula del cártel de Sinaloa que transportaba dinero a Sudamérica, pagaba sobornos a funcionarios y lavaba dinero con la ayuda de restauranteros del Distrito Federal.

No obstante, la Procuraduría General de la República no logró acreditar que Christian Guillermo fuera responsable de los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Una vez que exhiba la caución, Guillermo Lucenilla deberá presentarse los lunes de cada semana o al siguiente día hábil y cuantas veces sea requerido a comparecer por el Sexto Tribunal Unitario; deberá comunicar el domicilio en que residirá al obtener su libertad y los cambios que tuviera del mismo.

De igual manera, no podrá ausentarse del Distrito Federal sin permiso del tribunal, el cual, en su caso, no se le podrá conceder por un tiempo mayor al de un mes.

El beneficio de la libertad provisional bajo caución se le otorgó porque no ha manifestado alguna conducta negativa, pues por una parte, "el acusado dijo ser comerciante; por ello, se presume que éste cuenta con un modo honesto de vivir."