MULTIMEDIOS DIGITAL
25 de mayo de 2016 / 10:34 a.m.

México.- El hombre que fue detenido por presuntamente robar dos manzanas y un refresco de un super mercado, ya fue puesto en libertad, luego de permanecer 35 días en el el Centro Varonil de Rehabilitación Psicosocial.

Erick Javier Najar Montaño
fue detenido por un guardia de la tienda, pero el negó el robo, luego de comprobara que pretendía pagar la mercancía. Aún así, fue llevado a las celdas.

Las autoridades lo dejaron en libertad luego de que el departamento de jurídico de la tienda desistiera de la acusación penal mediante un escrito dejado en la oficialía de partes del juzgado.

Con esas nuevas constancias, “el juez hizo un estudio y una interpretación de los medios de prueba ofrecidos y concluyó que no se actualizaba la violencia en el delito de robo, que se persigue por querella”.

“Al ser objeto del perdón, el impartidor de justicia determinó declarar extinta la pretensión punitiva”, reiteró el tribunal en una tarjeta informativa.

Tras las diversas irregularidades que se dieron a conocer del caso, la Comisión de Derechos Humanos capitalina y la Comisión de Reclusorios de la Asamblea Legislativa realizarán investigaciones para determinar el abuso de autoridad del que fue víctima Erick Javier.

La diputada Rebeca Peraltan vicepresidenta de la Comisión de Reclusorios acompañó a Erick a su salida del penal y declaró que pedirán información sobre los funcionarios que participaron en la detención, para saber si se violentaron las garantías del detenido, quien fue declarado inimputable por tener una discapacidad mental.

“Aún y cuando se le otorgó el perdón, más allá de eso, es totalmente reprobable cualquier conducta de discriminación, y más por la condición de vulnerabilidad que tenía la persona”, dijo.