multimedios digital
18 de enero de 2017 / 08:03 a.m.

MÉXICO.- Dos integrantes de una banda de ladrones de casa habitación conocida como "Los camaleones", son prófugos luego de haber incumplido con el pago de su garantía económica, el pasado 29 de diciembre, y con su presentación quincenal, que debió ocurrir el pasado 5 de enero, al haber salido de prisión debido a un error de autoridades, ya que además tenían dos procesos pendientes.

Mauricio Rodríguez González o Iván Salgado Valero o Jorge Iván Salgado Valero, presunto líder de la banda, y Sergio Daniel Melo Rodríguez o Jorge Alberto Castro Cruz, debían cumplir con dichas medidas logradas en una audiencia de revisión de medidas cautelares, a solicitud de su defensa, que en diciembre pasado les permitió salir de prisión.

El juez no fue informado respecto si los imputados estaban relacionados con algún otro proceso en la Ciudad de México o en alguna entidad federativa, y tienen dos procesos pendientes.

De acuerdo con un registro de archivos judiciales, ambas personas fueron detenidas en septiembre del año pasado, y ocurrieron los siguientes hechos:

–La autoridad ministerial los consignó ante un juez de Control por los presuntos delitos de robo agravado a casa habitación, cohecho y posesión indebida de tarjetas para el pago de bienes y servicios.

–El 6 de septiembre, un juez de Control les impuso la medida cautelar de prisión preventiva justificada, en audiencia inicial.

–El 10 de septiembre, el mismo juez los vinculó a proceso por los delitos referidos, pero declinó competencia en el caso de la posesión indebida de tarjetas para el pago de bienes y servicios, por ser de índole federal.

Por este último delito, el juez federal Gerardo Moreno García vinculó a proceso a Rodríguez González o Salgado Valero y a Melo Rodríguez o Castro Cruz y les impuso la medida cautelar de presentación periódica quincenal ante la instancia correspondiente del Poder Judicial Federal.

–El 16 de diciembre, la defensa de los imputados planteó un "acuerdo reparatorio" a la víctima por el delito de robo agravado a casa habitación, previsto en el sistema procesal penal acusatorio vigente, el cual se concretó.

Por tal motivo, fue sobreseído ese delito y solo quedó subsistente el delito de cohecho.

–El 22 de diciembre, la defensa de los imputados solicitó una audiencia de revisión de medidas cautelares, escrutinio en el que se escucha al Ministerio Público y a la defensa de los imputados.

Al haberse modificado las condiciones objetivas que en su momento dieron lugar a la misma, es decir, al quedar sobreseído el delito de robo agravado tras el acuerdo, y el de posesión indebida de tarjetas en el ámbito federal, el juez de Control, conforme a la legislación aplicable, modificó la medida cautelar de prisión preventiva justificada contra los procesados.

Los imputados aportaron datos de domicilios sin que se dieran indicios de que fueran falsos.

Sin embargo, al juez no se le informó respecto a que estuvieran relacionados con algún otro proceso en la capital del país o en alguna entidad federativa, y sí, tenían dos procesos pendientes.

–Y ninguna de las medidas cautelares fue cumplida por los procesados, ya que el último día para que ambos presentaran la garantía económica de 5 mil pesos fue el 29 de diciembre de 2016, y no lo hicieron, y su presentación periódica quincenal debió ocurrir el 5 de enero pasado, lo cual tampoco ocurrió.