NOTIMEX
12 de agosto de 2016 / 11:03 a.m.

OAXACA.- El líder de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), adherida a la CNTE, Rubén Núñez, y el secretario de Organización, Francisco Villalobos, fueron liberados del penal de Ixcotel, luego de que un juez les fijara una fianza.

Núñez y Santibáñez habían pagado, a través de sus abogados, una fianza de 70 mil pesos que fue depositada al juzgado quinto de lo penal.

En entrevista,  Hugo Paz, abogado de los dirigentes magisteriales, dijo que Núñez debía pagar un monto total de 70 mil pesos de fianza por las dos causas que hay en su contra, mientras que Villalobos tenía que pagar 120 mil pesos por cuatro causas.

Santibáñez afirmó que los dirigentes no podrán dar una conferencia de prensa ni tampoco podrán estar frente a las protestas porque de lo contrario se les revocaría el auto de libertad condicional.

En entrevista, la abogada aseguró que entre las condiciones de la libertad condicional están: no salir del país, asistir mensualmente a firmar el libro de registro y no acudir a lugares públicos para generar algún disturbio.

Reiteró que no hay una sentencia condenatoria, debido a que aún están bajo proceso.

Los dirigentes magisteriales abandonaron la prisión a las 09.35 horas, a bordo de un coche rojo, conducido por su abogada, Edith Santibáñez.

En las imágenes, Núñez aparece sin su característico bigote y con el pelo corto. A su paso, los maestros formaron una valla para recibir a sus dirigentes como héroes.

Esta mañana, Núñez y Villalobos aparecieron ante las rejillas de prácticas para la diligencia en la que el juez les fijó fianza. Familiares y amigos que estuvieron presentes montaron guardia hasta que los líderes magisteriales fueron liberados.

Este jueves, ambos fueron trasladados del penal federal de Mengolí, Miahuatlán, a la cárcel local de Ixcotel, en Santa Lucía del Camino.

El líder de la sección 22 de la CNTE fue detenido por presunto lavado de dinero el pasado 12 de junio, al salir de una reunión celebrada en Ecatepec, Estado de México.

En una primera instancia fue trasladado en un avión de la Policía Federal al penal de Hermosillo, Sonora, y después, mediante amparo, se logró su reubicación al penal de Mengoli, donde se promovieron distintos recursos para su excarcelación.

Su defensa argumenta una importante merma en su salud, pues Núñez padece diabetes y presión baja.

El mismo 12 de junio se reportó la detención de Francisco Villalobos en la zona del Istmo de Tehuantepec. También fue ingresado al penal federal de Hermosillo, Sonora, y luego reubicado al penal de Mengolí.

A Villalobos se le acusa de vandalismo, robo equiparado y agravado, además de lesiones.