MILENIO DIGITAL
30 de noviembre de 2017 / 08:30 a.m.

MÉXICO.- A partir de hoy 30 de noviembre se liberaran los precios de las gasolinas y el diésel en todo el país, por lo que ya no se publicarán los precios máximos de los mismos; no obstante, seguirán manteniéndose los estímulos a los combustibles, informó la Secretaría de Hacienda.

En un comunicado, la dependencia indicó que para el resto de 2017 y para 2018 se seguirá amortiguando las variaciones abruptas en los precios de las referencias y el tipo de cambio mediante el esquema de estímulos semanales al impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS), bajo la misma mecánica con la que ha operado.

Para ello, la Secretaría de Hacienda publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) una adecuación a la metodología del cálculo de los estímulos al IEPS, para hacerla consistente con el nuevo entorno de precios liberados; estos cambios no modifican la mecánica de cálculo de los estímulos semanales al IEPS.

Además se publicó el decreto presidencial mediante el cual extiende la vigencia a 2018 tanto del estímulo general como el de la frontera norte, en sus mismos términos.

El apoyo a la frontera norte ha permitido homologar parcialmente los precios en esa zona con los de las ciudades vecinas en Estados Unidos.

El subsecretario de ingresos de la Secretaria de Hacienda, Miguel Messmacher, explicó en entrevista radiofónica que la dependencia no aplica ningún subsidio, sino que para lo que resta de 2017 y durante 2018 se mantendrá la fórmula establecida que “suaviza” las fluctuaciones implícitas en precios internacionales y lo que se veía en el precio máximo al consumidor.

“Más que interpretarla como subsidio, más bien es que no estaremos cobrando quizás la totalidad del impuesto”.

En diciembre de 2016 el DOF publicó el decreto por el que se establecían estímulos fiscales en materia de IEPS a los combustibles y el pasado 16 de noviembre la Comisión Reguladora de Energía (CRE) aprobó modificar el cronograma de flexibilización de precios de gasolinas y diésel, en el que se estableció la liberalización de todas las regiones del país el 30 de noviembre.

La secretaría señaló que mantener este esquema de estímulos fiscales a los combustibles durante 2018 permitirá continuar con la transición ordenada al nuevo esquema de precios flexibles de los combustibles, evitando variaciones abruptas.

El presidente de la Comisión Reguladora de Energía, Guillermo García Alcocer, señaló a Notimex que el estímulo fiscal sobre los combustibles, que se mantendrá tiene como fin eliminar o reducir la volatilidad ante cambios muy abruptos en los precios, por lo que hay una “especie de control”.

El especialista Rodrigo Favela, explicó: “Vamos a comenzar a ver aumentos en gasolinas, eso por un lado, también el tipo de cambio será otro factor que tendrá otro impacto y tiene una parte importante en el efecto del precio en México”.

Las expectativas a futuro como las elecciones y la renegociaciones de TLC son factores que pueden provocar volatilidad en el futuro; “el estímulo ayudará, pero habrá aumentos” y la competencia con la liberación no se dará en los precios sino en el servicio, como ha ocurrido hasta ahora, agregó el Favela.

“A medida que exista una mayor infraestructura, habrá más competencia en el mercado y ahí se verán involucrados los precios”, concluyó.

ilp