MILENIO DIGITAL
27 de julio de 2015 / 08:27 a.m.

Oaxaca.- El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, dijo que liberó a los maestros del estado que eran obligados a marchar y responder a los intereses de los líderes de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

En entrevista, el mandatario aseguró que se siente tranquilo tras tomar la decisión de reestructurar el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) y arrebatarle, luego de 23 años, la rectoría de la educación y el control de plazas a la disidencia.

Sin mencionar nombres, Cué afirmó que la dirigencia de la sección 22 que encabeza Rubén Núñez desvirtuó las causas del movimiento magisterial, alejándolo de los padres de familia por atender intereses personales, trastocando el orden público.

Reconoció que el IEEPO fue utilizado como caja chica por sus antecesores, toda vez que éstos incluyeron en las nóminas a aviadores, gente que cobraba y no trabajaba, además de que emitían cheques y listados de pago con claves falsas.

"Muchos maestros ya estaban cansados y muchos reconocen que el movimiento se desvió. Perdió rumbo y conducción, metieron acciones que los alejaron de la sociedad y padres de familia.

"Un movimiento no puede tener el apoyo de los padres de familia, cuando sus hijos no reciben educación de tiempo completo, no pueden seguir a los maestros, cuando no se acepta una reforma que beneficia la educación".

—Se le ve muy tranquilo.

—Cuando uno toma una decisión a conciencia y hay un valor supremo que es el presente y el futuro de un estado y lo haces con el ánimo de servir y ayudar, eso te da tranquilidad.

Oaxaca
| FOTO TOMADA DE PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA

"En este caso, la decisión que tomamos en conjunto los gobiernos estatal y federal era necesaria, porque no es contra los maestros, es a favor de ellos y de los niños.

"Estamos atentos a la evolución que tenga, los pasos a seguir en este proceso, se han venido dando y los seguiremos comunicando para que no haya desinformación."

— ¿Cómo se toma una decisión como esta. Cómo se planeó?

—Es una decisión que no se tomó de forma imprudente ni mucho menos en un periodo de tiempo corto.

"Esta decisión viene del producto de una actitud y un compromiso del gobierno estatal de mantener siempre el diálogo, atender las demandas del magisterio de sostener una relación estrecha con los maestros.

"A partir de la llegada del gobierno del presidente (Enrique) Peña Nieto y en el contexto de la ley en materia educativa que se aprobó, se abrió un espacio de mucho diálogo con ellos, de muchas reuniones en la Secretaría de Gobernación con el subsecretario Miranda y muchos gestos de generosidad de los gobiernos federal y estatal para informar, disipar dudas, atender preocupaciones, darle confianza y construir juntos, el gobierno estatal y federal en pro de la educación de Oaxaca".

— ¿Los maestros lo acusan de traición al movimiento, toda vez que ellos se precian de llevarlo al gobierno?

—Tengo más de 25 años en el servicio público, desempeñé cargos federales y electorales antes de ser gobernador. Alcalde, senador y dos veces candidato a gobernador. No tengo la menor duda que muchos maestros de Oaxaca votaron por mí y otros no porque el magisterio es plural, ahí hay anarquistas, partidistas, apartidistas, simpatizantes de PRI, PAN y PRD, estoy seguro que muchos apoyaron como las casi 700 mil personas que votaron por mí y que nos permitió lograr la alternancia, la posición del sindicato siempre ha sido apartidista.

Oaxaca
| FOTO TOMADA DE PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA

"Nadie se puede sentir traicionado, nadie se puede sentir engañado cuando siempre les he hablado con la verdad y los gobernantes tenemos que hacer lo que nos indique la ley.

"Con esta acción muchos maestros se deben sentir liberados de una presión que sentían antes de tener que cumplir con marchas, plantones para poder, y no por sus méritos, mejorar sus condiciones. Esa es la gran decisión, en alianza con los maestros de Oaxaca en el sentido de que los queremos ayudar y lo más importante son nuestros niños".

—¿El IEEPO fue caja chica de los gobiernos?

—Estoy totalmente de acuerdo con lo que ellos dicen, sin duda el IEEPO durante muchos años se manejó de una manera inadecuada, había muchos aviadores, gente que cobraba y no trabajaba. Tenemos que hacer una auditoría profunda de la nómina.

"Sin duda se convirtió en una caja chica de gobiernos, es cierto, porque se emitían cheques y nóminas con claves falsas y es cierto, pero mucho de ese dinero servía para otro tipo de actividades, pero también para mantener cerca a los líderes, a ciertos líderes, no a todos, pero sí".