MILENIO DIGITAL
5 de mayo de 2017 / 08:20 a.m.

MÉXICO.- El líder del cártel de Sinaloa, Dámaso López Núñez, El Licenciado, está dispuesto a llegar a un “acuerdo con EU” para que se le extradite lo más pronto posible a esa nación debido a que tiene “temor” de ser asesinado en prisión en México.

Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, señaló que en este momento el gobierno mexicano no pretende extraditar a López Núñez, porque requiere primero que dé la información que pueda proporcionar sobre el grupo criminal que dirigía.

Funcionarios del gobierno federal revelaron que El Licenciado admitió que hay una confrontación entre la facción que él lideraba con su hijo, Dámaso López Serrano, El Mini Lic, con los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán.

Sin embargo, negó que él o El Mini Lic hayan ordenado un ataque contra Ismael El Mayo Zambada y los hijos de El Chapo, el 4 de febrero pasado, en Sinaloa.

Aseguró que todo fue un “invento”, pues a Joaquín Guzmán Loera le tiene un gran “aprecio” por la amistad y la confianza que tejieron por años, ya que hasta le “contaba cosas” que ni siquiera Los Chapitos saben.

La disputa con Iván Archivaldo y Jesús Alfredo, relató El Licenciado, es por “envidia”. Algunos pleitos tuvieron su origen por narcocorridos, ya que entre los jóvenes se pelearon para ver quién de todos ellos tenía la mejor canción.

Ese tipo de melodías, narraron las autoridades, no le gustan a López Núñez, porque él dice que “ofrecen mucha información sobre sus organizaciones”.

Dámaso expresó un absoluto respeto a El Mayo Zambada y aceptó “conocer” a Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, líder del cártel de Jalisco Nueva Generación, pero apuntó que “nunca” se ha reunido con él.

                              DOS MESES ESCONDIDO

Los funcionarios federales detallaron que Dámaso llevaba escondido más de dos meses en la Ciudad de México, luego de un video que le tomó un hacker, con el cual se reveló su identidad.

Según la información recabada, El Licenciado se trasladaba en autobús a diversos puntos del país, entre ellos a la CdMx, porque su esposa tiene miedo a volar en avión. En la capital utilizaba tres vehículos: un Corolla, un Tsuru y un Swift. Siempre viajaba sin escoltas.

El día que los soldados y el personal de la Agencia de Investigación Criminal lo localizaron en el complejo residencial Hares, en la colonia Nueva Anzures, delegación Miguel Hidalgo, López Núñez se encontraba en el baño y tiró su teléfono en el inodoro. No opuso resistencia.

Dijo tener tres hijos, dos de los cuales no están relacionados con el narco, versión que está confirmada por la autoridad, aunque admitió que su hijo mayor, El Mini Lic, sí está involucrado con el crimen.

Dámaso aceptó ser la persona que es buscada en México y EU, pero deslindó a su esposa de cualquier delito; las autoridades dejaron libre a la mujer porque es cierta la declaración del capo, quien señaló: “Yo la hice, me la como”; El Licenciado también presumió que “entre los malos” del cártel de Sinaloa, él era “el menos”.

Ingresó la noche del miércoles al Centro Federal de Readaptación Social número 9 en Ciudad Juárez, Chihuahua, el mismo donde estuvo preso Joaquín El Chapo Guzmán antes de ser extraditado a EU.