oscar rodíguez | milenio digital
8 de julio de 2015 / 05:29 p.m.

OAXACA.- El líder de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, Rubén Núñez, dijo que percibe un sueldo de 13 mil pesos a la quincena porque cuenta con un estatus jurídico laboral de comisionado.

Aclaró que tiene una plaza única al interior del Comité Ejecutivo Seccional de la CNTE y afirmó que existen 160 comisionados más en el mismo estatus laboral.

“La SEP es el patrón y manipula la información de la nomina a su conveniencia para denostarnos y generar un linchamiento mediático y desmovilizarnos”, sostuvo.

En junio pasado, Milenio publicó que la coordinadora se rige bajo un modelo de mucho para pocos y poco para muchos, según se refleja en las estadísticas contenidas en el FONE.

Tanto, que la CNTE misma puede dividirse en cinco clases: al tope de salarios cobrados al gobierno federal se halla una pequeña hiperélite de 12 maestros que ganan hasta 170 mil pesos mensuales, ó dos millones al año. Es un salario de secretario de Estado.

Guardando la proporción, son los Carlos Slim, Bill Gates y Warren Buffet del magisterio, 1 por ciento de la disidencia radical. Un ejemplo: su salario supera, por mucho, el ingreso per cápita del oaxaqueño promedio, que al año aspira apenas a 80 mil pesos.

A los maestros cúpula les siguen otros 85 cuyos salarios van de 100 a 133 mil pesos mensuales. Ahí, en esa segunda franja, se encuentra la mayoría de los integrantes del Comité Ejecutivo de la sección 22, incluido su dirigente, Rubén Nuñez; Jerónimo Martínez Ambrosio, secretario de Asuntos Jurídicos, o Benito Vázquez, de la comisión de prensa. A ellos sigue una tercera clase, integrada por 670 profesores que ganan entre 66 y 88 mil pesos al mes.

Denuncia en su contra

El dirigente de la CNTE desestimó la denuncia que presentó Mexicanos Primero en su contra, al insistir que el monto de sus percepciones salariales es conocimiento de los patrones.

Rubén Núñez anunció que interpuso un recurso para intervenir la averiguación previa a fin de definir las acciones que seguirá su defensa y en caso necesario solicitar la protección de la justicia federal para enfrentar su proceso en libertad, en caso de que se emita una orden de aprehensión en su contra.

Hasta el momento, dijo, no ha sido notificado de ningún tipo de denuncia o demanda en su contra.

"Sólo nos hemos enterado a través de los medios de comunicación, pero haré valer todos los instrumentos que esté a mi alcance dentro de la ley para defenderme".

Calificó como una campaña de denostación las publicaciones difundidas y que van dirigidas no sólo a los líderes, sino en contra de la CNTE.

"Es una lucha del Estado, no contra personajes, sino contra la CNTE", expuso.

Aclaró que la sección 22 tiene un patrón, que por nómina de pagos tiene el registro de las percepciones y por eso consideró que es una campaña permanente de denostación.

"Los gobiernos estatales y federales se dan cuenta que la CNTE está más vigente que nunca y que reúne a 26 contingentes contra la reforma educativa por lo cual han emprendido una campaña negra para denostarla e intimidarla", reiteró.