notimex
10 de mayo de 2016 / 06:40 p.m.

MÉXICO.- Como parte de las acciones a mediano y largo plazos para enfrentar la contaminación atmosférica, ya se dieron los primeros pasos para iniciar la reconversión del transporte vehicular de la megalópolis a gas natural.

El titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Rafael Pacchiano Alamán, aseguró lo anterior al dar a conocer este día el informe sobre las acciones del gobierno de la República para mejorar la calidad el aire en la Zona Metropolitana del Valle de México.

En sesión de preguntas y respuestas, el funcionario federal comentó que la restricción temporal de la circulación de vehículos es una de las acciones a corto plazo, por lo que en breve se estará anunciando la reconversión inicial del transporte público a gas natural.

En ese sentido, Pacchiano Alamán aseguró que el gobierno de la República apoyará a los estados de la Megalópolis que quieran iniciar esa reconversión.

Explicó que los gobiernos de la Ciudad de México y del Estado de México ya anunciaron y dieron los primeros pasos para iniciar esa reconversión.

Por ello mismo informó que en los siguientes días se llevará a cabo un evento donde se dé inicio formal a ese programa y donde se darán a conocer los alcances de cuantos vehículos podrían estar iniciando su reconversión en esa primera fase.

De esta manera, se aprovecharía uno de los beneficios que traerá la reforma energética y que consiste en una mayor distribución del gas natural, el cual resulta ser uno de los combustibles que menos emisiones genera y a un menor precio.

Al respecto, el titular de la Secretaría de Energía (Sener), Pedro Joaquín Coldwell, recordó que la reforma energética está auspiciando la mayor inversión en expansión de gasoductos que ha habido en la historia de México.

“Se trata de expandir en casi 10 mil kilómetros el Sistema Nacional de Gasoductos para llevar el gas natural a las regiones de México que no lo tienen o que no les llegaba en cantidades suficientes”, subrayó.

Reveló que actualmente en amplias regiones del país, como en el noroeste, este Sistema Nacional de Gasoductos está en plena construcción y desarrollo.

De hecho, anunció que en las próximas dos semanas estará concluido el gasoducto Los Ramones, en el noreste del país, el cual alimentará a los estados de Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí y llegará incluso hasta el Bajío.

Además refirió que están por licitarse por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex) otros gasoductos, de manera que con una inversión de casi 16 millones de dólares se busca garantizar la suficiente distribución de gas natural.

En conclusión, se espera que en los últimos días de la presente administración federal esa red cubra de 85 a 90 por ciento del territorio nacional, con lo que se convertirá en uno de los principales legados de la reforma energética.