20 de julio de 2014 / 04:12 p.m.

México.- El concepto de expropiación que apareció en el dictamen que crea la Ley de la Industria Eléctrica desaparecerá en la discusión en lo particular de los artículos reservados y en su lugar se propondrá el de ocupación temporal, adelantaron senadores.

El presidente de la Comisión de Energía del Senado, David Penchyna, acompañado por los legisladores panistas Salvador Vega Casillas y Jorge Luis Lavalle, indicó que esa palabra desaparecerá de los artículos 11 fracción 30 y 71 de la propuesta que se discutirá en las próximas horas, pues no hacerlo sería una incongruencia.

En conferencia de prensa mencionó que también se elimina el tercer párrafo del Artículo 139 y no desaparecen los subsidios al servicio de energía eléctrica, lo que ahora se precisa es que se llamarán apoyos focalizados y se darán a partir de un programa.

Al respecto Jorge Luis Lavalle precisó que ahora este programa se encuentra incluido en el Artículo 116 y esos apoyos serán para las personas que viven en condiciones vulnerables.

Los subsidios a la electricidad se mantendrán, pero se crea un nuevo programa de apoyos focalizados, subrayó. Es decir, explicó, este programa tendrá sus reglas de operación y será evaluado por el Coneval y la Comisión Reguladora de Energía.

Penchyna Grub agregó por su parte que con esta reforma se cubrirá de mejor manera a toda la población con electricidad, contemplando un fondo específico, siendo responsabilidad del Estado acabar con el rezago.

Por separado la senadora priísta Cristina Díaz Salazar aseguró que "con la reforma energética no sólo no se elevarán las tarifas del servicio eléctrico, sino que tenderán a disminuir".

Al bajar las tarifas de gas y electricidad, como sucederá con la reforma, se beneficiará tanto a las familias como a las industrias, lo que además redundará en la generación de más empleos y mejor pagados, dijo.

En cuanto a la Ley de la Industria Eléctrica señaló que con el nuevo modelo se garantiza la cobertura total y a nivel nacional del servicio, de tal manera que la Secretaría de Energía estará obligada a poner al alcance de cualquier comunidad rural o zona marginada la luz.

Destacó que con esa finalidad se aprobó la creación del Fondo de Servicios Universales Eléctricos, para dotar al Estado de los recursos suficientes para hacer llegar este servicio, aún a las comunidades más alejadas, sin soslayar que incrementará su calidad para que las empresas y la industria nacional incrementen su productividad.

La aspiración con la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto es que México cuente con una industria eléctrica competitiva y productiva, una industria eléctrica que pueda con los costos, la eficiencia y la generación de la inversión, así como bajar el precio de la luz y el gas, agregó.

FOTO: Especial

NOTIMEX