NOTIMEX | MULTIMEDIOS DIGITAL
13 de febrero de 2016 / 05:15 p.m.

MÉXICO.-  A las17 horas del sábado, El Papa Francisco inició la Santa Misa en la Basílica de Guadalupe ante miles de fieles congregados en el templo mariano

El Papa Francisco aseguró que la Virgen de Guadalupe dice a todos que no se dejen vencer por sus dolores y sus tristezas.

“¿Acaso no soy yo tu madre? ¿No estoy aquí?”
, repitió el pontífice recordando las palabras de María al indígena Juan Diego, durante la homilía de la misa en la cual participaron unas 20 mil personas.

Agregó que la Virgen sigue diciéndole a los católicos que sean sus embajadores para acompañar tantas vidas, consolar tantas lágrimas, caminando las calles del propio vecindario, comunidad y parroquias.

Tras su llegada, el papa cambió sus ropas para utilizar  los ornamentos propios para la celebración eucarística como la casulla con la imagen bordada de la Virgen.

El pontífice salió en procesión junto con quienes conformaron el servicio del altar.

Pide a mexicanos ser embajadores de la virgen de Guadalupe

El papa Francisco pidió a los mexicanos ser embajadores de la virgen María, así como lo fue Juan Diego, y rezó para que México busque el progreso por medio de la justicia y la paz.

Durante la misa que ofreció en la Basílica de Guadalupe, el Papa comentó que la Virgen quiere que los mexicanos sean sus embajadores para acompañar tantas vidas, consolar tantas lágrimas, caminando las calles del propio vecindario, comunidad y parroquias.

“Sé mi embajador, nos dice, dando de comer al hambriento, de beber al sediento, da lugar al necesitado, viste al desnudo y visita al enfermo. Socorre al que está preso, perdona al que te lastimó, consuela al que está triste, ten paciencia con los demás y, especialmente, pide y ruega a nuestro Dios”, señaló el Papa.