25 de noviembre de 2014 / 06:09 p.m.

Iguala.- Personal de la Procuraduría General de la República llegó a Iguala para recuperar los restos humanos que fueron encontrados en 10 fosas clandestinas por familiares de personas desaparecidas y policías comunitarios de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero.

Aproximadamente a las 10:30 horas un convoy integrado por cinco unidades de la PGR con especialistas en antropología forense y servicios periciales arribaron a Iglesia de San Gerardo, en donde padres de familia, esposas y hermanos de desaparecidos presuntamente por integrantes del crimen organizado los esperaban para abordar el tema de las fosas clandestinas.

El grupo de PGR está encabezado por Joaquín Torres, director de Derechos Humanos de la dependencia, quien sostuvo que la rectoría de la investigación relacionada con las fosas está a cargo del gobierno federal, lo anterior derivado de la inconformidad expresada por las familias de desaparecidos que denunciaron la intromisión en el área encontrada de personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado que la jornada del lunes circuló la versión de que en la zona de la fosas encontradas solamente había una osamenta, lo que ellos calificaron como una falta de respeto.

El funcionario federal mencionó que se recuperarían todos los restos encontrados en las 10 fosas y que también se abocarían a trabajar en las osamentas que han sido canalizadas a la fosa común en el panteón la ciudad y que fueron sustraídos en la zona de Pueblo Viejo durante la búsqueda de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

Las familias interesadas en ubicar a sus desaparecidos pidieron que sea la PGR quien se mantenga al frente de los trabajos y no se permita que haya más intromisiones por parte de la procuraduría local, ya que no confían en ella.

FOTO: Especial

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN Y V´CITOR HUGO MICHEL