10 de noviembre de 2014 / 04:14 p.m.

Acapulco.- Los manifestantes arribaron al aeropuerto de Acapulco para dialogar con el encargado administrador del inmueble.

Cuatro estudiantes  y el padre de un normalista desaparecido ingresaron a una oficina de empleados para comenzar con los acuerdos.

Hasta el momento, los estudiantes solo han realizado pintas dentro del aeropuerto, alguna de ellas dicen "Peña asesino, quédate en China...".

Felipe de la Cruz aseguró que no habrá actos de violencia y que "venimos en son de paz con intención de que el gobierno haga su papel y nos dé respuesta a lo que el estamos exigiendo".

Clausurarán simbólicamente el aeropuerto por tres horas, en donde permitirán la llegada de los vuelos pero no dejarán que salga alguno, pues según Felipe de la Cruz "no hay ninguna afectación" que los turistas "lleguen una o dos horas más tarde".

La marcha de normalistas de esta mañana que se dirigían hacia el aeropuerto de Acapulco, se salió de control y resultó en actos vandálicos.

La Policía Federal les solicitó a los más de 800 manifestantes a abandonar sus armas y bombas molotov, sin embargo los ánimos comenzaron a calentarse por el Boulevard de las Naciones, a un kilómetro del aeropuerto de Acapulco.

Al menos 18 policías, tres de los cuales se encuentran delicados, fue el saldo que dejó el enfrentamiento entre elementos de la Policía Federal y manifestantes en Acapulco.

Los integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero y normalistas, rompieron los vidrios de la plaza comercial La Isla a su paso por ella.

Además, en la zona de Mundo Imperial, se les impidió el paso hacia el aeropuerto, lo que molestó a los manifestantes.

El día de hoy el representante de los normalistas, Felipe de la Cruz, dialogó presuntamente con el subsecretario Miranda.

"Lo hemos hecho siempre de manera pacífica, para nosotros lo más importante no es que nos agredan, si no que nos ayuden a buscar a los estudiantes", fue lo que declaró Felipe de la Cruz.

Explicó que siempre iban armados porque tenían miedo de que las autoridades los agredan.

"A lo que veníamos" dijo uno de los manifestantes durante la llamada telefónica que se mantuvo con una autoridad.

La policía Federal dejará a los padres de familia junto con los normalistas manifestarse, siempre y cuando no haya actos de vandalismo y violencia.

El grupo de manifestantes se encuentra en la Zona Diamante, cerca del complejo comercial "La Isla", uno de los lugares más importantes de Acapulco.

El Gobernador interino, Rogelio Ortega, dijo en una conferencia de prensa que estas manifestaciones "no le ayudan al estado de Guerrero que se genere este clima de violencia porque viven del turismo".

 

 

FOTO: José Antonio Belmont

TELEDIARIO DIGITAL | MILENIO DIGITAL