MARICARMEN RELLO | MILENIO
11 de mayo de 2015 / 08:43 p.m.

Guadalajara.- Alondra, la verdadera hija de Dorotea García, fue entregada hoy por su padre a autoridades ministeriales en Michoacán.

La menor de edad vivía con su padre Reynaldo Díaz en Tlajomulco, luego de que éste la sustrajera a los tres años de edad del domicilio en el que residía con su madre en Houston, Texas.

Reynaldo Díaz accedió a entregar a la menor ante el temor de que se ejerciera alguna acción legal en su contra por la interrupción de la custodia y luego de que se llegara a un convenio con la madre para retirar los cargos, informó Juan Manuel Estrada Juárez, presidente de la Fundación FIND A.C., que contactó al padre de Alondra y gestionó la entrega voluntaria.

La menor fue trasladada a Morelia y posteriormente a la Ciudad de México, a fin de seguir los trámites para su repatriación.

En conferencia de prensa en la sede de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco, Estrada Juárez informó que tuvo contacto con el padre de Alondra hace 15 días y tras su gestión accedió voluntariamente a devolver a su hija.

Tras ser sustraída, la verdadera Alondra vivió primero en Michoacán con su abuela y su papá, y posteriormente en La Cofradía, municipio de Tlajomulco, donde fueron contactados por la Fundación FIND, informó Estrada Juárez.

Sobre el proceso judicial que sigue su curso en los Estados Unidos, el presidente de la Fundación FIND A.C. confió en que la madre de Alondra cumpla su palabra y retire los cargos y abogó porque pueda tener convivencia con su papá.

Por su parte, el ombudsman Felipe Álvarez Cibrián dijo que la CEDHJ entró en contacto con la madre para refrendar su apoyo.

Como parte de la acción judicial que se persigue para la restitución de la custodia, el 16 de abril agentes de la Policía Federal sacaron por la fuerza a otra jovencita de una escuela en Guanajuato, quien coincidía con las señas de la verdadera Alondra, y la trasladaron a los Estados Unidos.

Una prueba de ADN comprobó que no era la hija de Dorotea García y la devolvieron a su familia, la cual anunció que demandará a las autoridades por este error y por la falta de protección del Estado que no veló por los derechos de la menor de edad.