milenio digital | javier trujillo
18 de septiembre de 2015 / 08:44 a.m.

Acapulco.- La jornada de violencia dejó en Acapulco, Guerrero, tres homicidios en dos hechos diferentes, además del hallazgo de siete cuerpos en seis fosas clandestinas en la colonia Panorámica.

La Fiscalía General de Guerrero confirmó que se trata de cinco hombres y dos mujeres enterradas en seis fosas, por lo cual inició la averiguación previa TAB/GAR/02/0345/2015.

Detalló que cerca de las 9:30 horas de ayer, policías fueron alertados del asesinato de un hombre en la citada colonia, conocida como Pozo de Agua, que colinda con el Parque Nacional El Veladero.

En un comunicado, la dependencia señaló que a la zona arribaron elementos de la Policía Ministerial y de la Gendarmería, apoyados con perros entrenados.

En el lugar, las fuerzas federales y municipales encontraron el cadáver de un hombre bocabajo, atado de las manos y con varios disparos en la cabeza y la espalda.

Al continuar con la búsqueda, los agentes se percataron de tierra removida y ropa semienterrada unos metros adelante, lo que los llevó a la localización de los restos de las siete personas que tenían huellas de tortura e impactos de arma de fuego.

El operativo se prolongó cuando los peritos del Servicio Médico Forense trasladaron los cuerpos de los cinco hombres y de dos mujeres, donde permanecen en calidad de desconocidos.

Otro hecho de violencia se reportó en el municipio con los homicidios de dos hombres, en un camino de terracería del poblado de Xaltianguis, ubicado en la zona rural del puerto.

Un mando militar aseguró que un mapeo geodelincuencial detectó 16 áreas con alta incidencia delictiva en el puerto, entre las que están las colonias La Laja, La Quebradora, El Coloso, Cayaco, Emiliano Zapata, y otras.

"Atacamos tres áreas que son las de mayor incidencia, Ciudad Renacimiento, Luis Donaldo Colosio y Emiliano Zapata donde participan 16 vehículos de la Secretaría de la Marina las 24 horas", afirmó.

Al señalar que las horas "han mutado", sostuvo que antes los delitos se cometían entre las 13 y las 16 horas, mientras que ahora éstos suceden entre las 19 y las 20 horas.

Pese a ello, manifestó que la criminalidad bajó 20 por ciento en el último trimestre, luego de que en julio, agosto y septiembre ocurrieron más de 100 homicidios por mes.

El pasado 27 de julio, el gobernador de la entidad, Rogelio Ortega, reconoció la falta de capacidad para frenar la violencia que azota al municipio, al atribuir estos hechos a la disputa que mantienen miembros de la delincuencia organizada por el control de la plaza.

"Nada es suficiente para la magnitud del problema que tenemos en Acapulco… por eso seguimos haciendo gestiones con el Ejército, la Marina Armada de México, y lo que podemos aportar con la policía estatal", dijo.