MULTIMEDIOS DIGITAL
4 de abril de 2016 / 04:04 p.m.

Estado de México.- Los padres de la menor que fue bañada con refresco como parte de un ritual de iniciación de los ‘Scouts’, no desean presentar ninguna denuncia en contra de los responsables, ya que ellos autorizaron plenamente la práctica, e incluso la madre fue quien grabó la escena, declaró el procurador de Justicia del Estado de México, Alejandro Gómez.

En entrevista para Milenio Televisión, Alejandro Gómez declaró que los padres acudieron a comparecer, pero que no hay ningún proceso penal en contra de la líder de los ‘Scouts’ que se observa en el video, pues ellos no presentaron denuncia.

“No es su deseo presentar denuncia alguna, ni querella, por el contrario, refieren que se trató de alguna actividad en la cual la mamá estaba plenamente avisada con anticipación, otorgó su consentimiento para que se llevara a cabo. Se trata de una actividad que este grupo scout llama de promesa. Y al término de la promesa los niños precisamente celebran ya sea con agua, con refresco, con serpentinas, incluso con harina.

“Incluso la mamá es quien tomó directamente el video, y el padre de esta pequeñita lo sube a facebook, más que nada como un logro de su pequeñita dentro de las actividades del movimiento scout”, comentó el procurador.

Alejandro Gómez argumentó que no se tiene ningún apartado penal en donde encuadren estos hechos, por lo que no se puede considerar como un delito.

“Se hizo una exploración de la menor por parte del DIF, no se encontraron huellas de ningún tipo de lesión, y tampoco se encontró rastro alguno de alguna afectación psicológica, el DIF lo único que recomendó es un par de sesiones con la mamá, con el propósito de fortalecer sus habilidades y destrezas para comunicación con la niña y su estimulación.

“No hay un maltrato en contra de la pequeña, la pequeña por el contrario le gustaba mucho o le gusta mucho atender este tipo de actividades, sí tiene cierto temor al agua, pero era algo que desde un principio de trató con los padres de la pequeña”, dijo el procurador del Estado de México, quien aseguró que la causa está completamente cerrada.