8 de febrero de 2015 / 09:25 p.m.

Londres.- La ganadora del Premio Nobel de la Paz 2014, Malala Yousafzai, pidió hoy al mundo recordar a las más de 275 niñas que fueron secuestradas el año pasado en Nigeria por el grupo islamista Boko Haram, cuyo paradero sigue siendo incierto a 300 días de su cautiverio.

"Al conmemorar hoy 300 días del trágico cautiverio de cientos de colegialas nigerianas secuestradas, yo llamó a la gente de todo el mundo a unirse a mí para exigir medidas urgentes para liberar a estas niñas heroicas", indicó Malala en un comunicado.

Combatientes del grupo islamista Boko Haram secuestraron la madrugada de 14 de abril pasado a 276 estudiantes de una escuela de educación secundaria de la remota ciudad de Chibok, en el estado de Borno, noreste de Nigeria.

Aunque 57 de las chicas lograron escapar de sus secuestradores, la gran mayoría permanece aún en manos de milicianos de Boko Haram, sufriendo de las brutalidades, matrimonios forzado y incluso son vendidas como esclavas sexuales, según organizaciones humanitarias.

La activista paquistaní, quien sobrevivió a un ataque armado de la insurgencia Talibán, consideró que los líderes de Nigeria y la comunidad internacional pueden y deben hacer mucho más para resolver la crisis y cambiar su débil respuesta que hasta hora se ha hecho por las niñas.

"Si estas chicas fueran las hijos de políticos o padres financieramente poderosos, mucho más se haría para liberarlas. Pero vienen de una zona empobrecida del noreste de Nigeria y lamentablemente poco ha cambiado desde que fueron secuestradas", escribió Malala.

La joven paquistaní, quien recibió en diciembre pasado el Premio Nobel de la Paz junto con el activista indio Kailash Satyarthi, recordó que las menores nigerianas secuestradas "arriesgaron todo para conseguir una educación que la mayoría de nosotros damos por sentado".

"No voy a olvidar a mis hermanas", subrayó Malala, una de las principales promotoras a nivel mundial, que través de la campaña #BringBackOurGirls (Regresen a nuestras niñas) aboga por la liberación de las menores, junto con otras figuras internacionales.

Los 300 días del secuestro de las adolescentes nigerianas se cumple en medio de las campañas para las próximas elecciones presidenciales de Nigeria, por lo que la activista paquistaní pidió a los candidatos hacer algo para dar con las jóvenes.

"Los políticos que ahora se postulan para un cargo en las elecciones de la próxima semana no sólo debe demostrar su empatía, sino tomar alguna responsabilidad en esta tragedia", indicó la defensora de los derechos por la educación de las niñas en el mundo.

Los líderes de Nigeria, agregó, deben comprometerse a trabajar juntos y hacer del caso de las niñas de Chibok una prioridad en sus primeros 100 días en el cargo, "así como la educación de todos los niños de Nigeria".

"Vamos a terminar con esta horrible saga ahora. Los líderes deben asegurarse de que los resultados del esfuerzo de #BringBackOurGirls sean reales: regresar a las niñas de Chibok a casa", concluyó. 

FOTO: AP

NOTIMEX