REUTERS
2 de marzo de 2016 / 12:10 p.m.

Ciudad de México. - El capo Joaquín "El Chapo" Guzmán está dispuesto a negociar con el Gobierno de Estados Unidos para acelerar su proceso de extradición debido a que quiere salir de la cárcel mexicana en la que se queja de malos tratos, dijeron el miércoles dos de sus abogados.

Guzmán, de 58 años, fue recapturado por segunda vez en enero de este año y desde entonces ha denunciado malos tratos en la prisión de máxima seguridad de Almoloya, ubicada en el Estado de México, donde se encuentra recluido.

Desde esa misma prisión logró escapar en julio del año pasado a través de un extenso túnel, en su segunda huida de un penal de máxima seguridad.

"Es un acto reflejo ante la actitud que ha adoptado el Estado mexicano con él (...) Tenemos que hablar con los abogados de Estados Unidos para ver cómo vamos a negociar", dijo el abogado José Refugio Rodríguez en una entrevista.

Agregó que los convenios que se buscarían son que se le lleve a un centro de reclusión de mediana seguridad y penas más cortas a las que recibiría en México.

Los abogados y Emma Coronel, pareja de Guzmán han señalado que las autoridades penitenciarias no permiten que duerma y que su salud está en riesgo, sin embargo, el gobierno asegura lo contrario a estas declaraciones, sosteniendo que no se violan sus derechos humanos.

Estados Unidos ha solicitado su extradición para juzgarlo por varios casos de tráfico de drogas. Guzmán es considerado el mayor introductor de estupefacientes a ese país y en 2013 fue catalogado como el enemigo público número uno de la ciudad de Chicago.

Juan Pablo Badillo, otro de los abogados de "El Chapo", dijo que para acelerar el proceso de extradición tendría que desistir de los recursos legales que se han presentado para evitarla.

"No podría ser de una manera exprés (la extradición)", dijo Badillo.