16 de junio de 2015 / 09:08 a.m.

Ciudad de México.- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, afirmó ayer que sí quiere ser presidente de la República y participará en el proceso para 2018.

"Sí quiero ser presidente", dijo en entrevista con Carlos Marín.

Sin embargo, aclaró que su prioridad es la Ciudad de México y su gente, pues le quedan dos años y medio de gobierno, y "luego nos vamos para allá (a la contienda presidencial)".

Carlos Marín preguntó a Mancera por qué no hacía caso al coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, quien le pidió definir si competirá en 2018 por la Presidencia de la República.

"Aquí es muy claro en la pregunta expresa de si quieres o no; solo hay una respuesta, sí o no, y sí, sí quiero. Pero también soy claro de que ahora tengo un compromiso con la ciudad y con la gente", respondió el mandatario local.

Añadió que su trabajo al frente del GDF es el que hablará por él en su momento.

Mancera resaltó que gobernar la Ciudad de México es una gran responsabilidad, pero también le da experiencia que le servirá para poder ser presidente.

—¿Cree dar el ancho en materia de seguridad y saber qué hacer a escala nacional, en el escenario de llegar a jugar por la Presidencia?

—Si no, para qué nos inscribimos en la carrera. Estoy convencido que haber manejado temas de seguridad en la capital es como un curso intensivo de 24 horas los 365 días del año; eso es muy importante, y obviamente la participación que se tiene en gabinetes federales y en áreas como la PGR, la Marina o las de inteligencia, te muestra un panorama de lo que tienes y, segundo, qué puedes hacer, cómo puedes operar esos instrumento y para qué están diseñados.

Aunque el sistema político prevaleciente en México es el de partidos, Mancera expuso que existe la posibilidad de seguir sin estar afiliado a ninguno y no tener su apoyo en la contienda de 2018, por lo que tendría que optar por la posibilidad de ser independiente o que su trabajo en el GDF avale su candidatura.

"¿De qué depende? De lo que se haga en los próximos dos años y medio. Si nos da, qué bueno, y si no, hay que ir pensando en qué es lo mejor para México".

Al mencionarle que en la carrera por la Presidencia habrá "codazos, patadas y otros obstáculos", pues pudiera enfrentar a Andrés Manuel López Obrador, Margarita Zavala, Jaime Rodríguez, El Bronco, o Pedro Kumamoto, quien ganó en Jalisco una diputación independiente, Mancera indicó que los esquivará y analizará.

"Es una carrera, me gustan las carreras, hay que ir avanzando y esquivando cuando tienes obstáculos, vas viendo y analizando; es una carrera de resistencia y hay que estar bien preparado y bien entrenado", afirmó.

Mancera expresó también que la relación institucional con el presidente Enrique Peña Nieto es indispensable para que haya gobernabilidad.