MILENIO DIGITAL
8 de marzo de 2017 / 03:12 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, negó estar detrás de la destitución de Miguel Barbosa como coordinador de los senadores del PRD.

Entrevistado en el Zócalo, el mandatario capitalino negó haber tenido alguna injerencia en la situación política de Barbosa pues ni siquiera es militante del PRD, y aseguró que nunca haría nada para perjudicar al partido, "entendemos lo que es el calor político".

"Imagínate, todavía no me he registrado como militante del partido, le deseo mucho éxito a él y a todos los demás, que todo les salga bien. Creo que el PRD tiene una oportunidad importante para poder agruparse, tener fuerza, para todo lo que venga, es importante que ya dé una buena señal el PRD, es importante, yo le deseo mucho éxito, nunca haría nada que perjudicara al PRD", dijo.

Cuestionado sobre las acusaciones de Barbosa, Mancera Espinosa se limitó a enviarle un saludo muy afectuoso y dijo que respetará cualquier decisión que tome el PRD respecto a una posible alianza con Morena.

Miguel Barbosa aseguró que lo removieron como coordinador del PRD en el Senado por "la mano de Mancera" y "a través de Héctor Serrano", secretario de Movilidad de la capital, así como de los enemigos de Andrés Manuel López Obrador.

El perredista sostuvo que él sigue siendo el coordinador del partido y que presentará un recurso de protección a los derechos ciudadanos ante el tribunal electoral.

El jefe de Gobierno dijo que no tuvo injerencia en la situación política de Miguel Barbosa; éste aseguró que lo removieron de la coordinación del PRD en el Senado por "la mano de Mancera".