MULTIMEDIOS DIGITAL
9 de marzo de 2017 / 08:00 p.m.

ESPECIAL.- A pesar de haber vivido una trágica explosión donde murieron 40 personas el pasado diciembre, el poblado de Tultepec en el Estado de México realizó su tradicional fiesta patronal de San Juan de Dios.

Los habitantes de dicho municipio, conocido como 'la capital de la pirotecnia', celebraron el festejo con la quema de 300 'toritos' por las calles del centro de la ciudad, donde también abundó la música y el alcohol.

El pasado sábado ocurrió otra explosión en esta localidad dejando un saldo de cuatro personas muertas, aunque en esta ocasión se debió a una acumulación de gas y no a un polvorín.