adriana dávila
10 de junio de 2015 / 12:05 p.m.

SALTILLO.- Para hacer evidente su desacuerdo a la recién aprobada Ley del Matrimonio Igualitario que permite la unión y adopción entre personas del mismo sexo en el estado de Coahuila; miembros de la asociación civil Cristo Vive realizaron una marcha por calles principales de la ciudad de Saltillo.

Con pancartas, banderas, lonas y folletos en los que se resaltaron el 'modelo tradicional' de la familia (hombre y mujer), más de cinco mil personas tomaron el bulevar Venustiano Carranza, desde la avenida Universidad hasta la calle Guadalupe Victoria en el Centro Histórico, para dar término a su marcha en la Alameda Ignacio Zaragoza, donde sobre un templete hicieron un exhorto a las autoridades estatales para que gobierne para todos los círculos sociales y no solamente para la comunidad homosexual .

De acuerdo al pastor Carlos Pacheco, director de Cristo Vive, la permisión del matrimonio entre parejas homosexuales es un mal ejemplo para la niñez coahuilense, por lo que aseguró que como asociación ciudadana tiene el deber civil de hacer del conocimiento social su descontento.

Sin embargo, al cuestionarle sobre los agravios que sienten con ésta ley, el pastor Carlos Pacheco declaró no sentirse ofendido directamente.

"Yo no tengo ningún agravio por eso, lo único que yo estoy pensando y creyendo y estableciendo, que mi deber moral, civil, independientemente si la gente me quiere entender que soy Cristiano y Pastor, como ciudadano, no es lo que se estableció en los principios de la educación pública cuando nos enseñaban las ciencias naturales que es un hombre y una mujer", dijo el pastor mientras era protegido por tres elementos de seguridad privada.

"La misión de esta marcha es solamente para decirle a nuestra sociedad de que creemos en el modelo establecido, socialmente aprobado y correcto que compone la sociedad. La sociedad se compone de la familias y se compone de matrimonios, y los matrimonios correctos, sanos y aprobados en todas las sociedades del planeta Tierra y de las escrituras, es un hombre y una mujer que procrean hijos y forman familias".

Por su parte, el abogado de la organización civil, Eduardo Pacheco, señaló que buscarán una abrogación de la Ley del Matrimonio Igualitario, para lo cual los manifestantes firmaron oficios con la petición, dirigidos directamente al Gobernador coahuilense, Rubén Moreira Valdez.

Marcha antigays Saltillo
Las personas tomaron la avenida Venustiano Carranza hasta el centro de SAltillo. | DANIEL BECERRIL-REUTERS

"Para que decida si quiere gobernar para un grupo de 200 ó 500, no sé cuántos sean, más los que van saliendo, porque ahorita está saliendo mucha gente con ese tipo de pensamientos; o quiere gobernar para un pueblo", declaró.

Durante la manifestación, que lideraban dos camionetas con equipo de sonido y lonas con los logotipos de la organización y mensajes sobre la familia, también se cantaron canciones cristianas.

"Rescatemos la familia desde hoy, que no se pierdan los valores. … Amor de verdad se encuentra en papá y mamá…", coreaban niños y adultos.

Marcha antigays Saltillo
Unas cinco mil personas acudieron a la marcha. | DANIEL BECERIIL-REUTERS

Entre la caravana en la que se apreciaron por lo menos cinco vehículos, resaltó una camioneta abordada por hombres con smoking y mujeres con vestidos de novias y acompañados de niños, aludiendo a la figura tradicional de familia.

Al término de la marcha, los organizadores pidieron a los asistentes firmar el oficio con el que pretenden ser escuchados por el Gobernador. Los adultos firmaron la petición, y también a los menores de edad que acompañaban a sus padres, se les pidió "firmar" este documento.

'tengo miedo, esto es un monstruo'

Carlos Llamas, representante de la comunidad LGTB en Saltillo, aseguró que este tipo de movimientos incitan a la violencia y odio en contra de la diversidad de pensamiento.

Señaló que la manifestación de los integrantes de Cristo Vive, debió realizarse antes de que el Matrimonio Igualitario se aprobara; sin embargo aclaró que la controversia llevará nuevamente a un debate público sobre los derechos de las personas con preferencias sexuales diferentes.

"A mí no me importa Dios ni la religión, a mí me importan los derechos civiles y los derechos humanos, y al hacer esto, estás generando odio en las personas, estás generando que las mismas personas digan, 'las personas homosexuales no merecen derechos, vamos a agredirlos', entonces a partir de ahí se está haciendo algo malo", señaló.

"Obviamente tengo miedo, esto es un monstruo y el Gobierno del Estado permanece en silencio, nos está dejando solos".

El activista aseguró que en Coahuila y en el país existen problemáticas sociales más importantes, como la drogadicción en los jóvenes y el alto índice de embarazos en adolescentes, mismos que deberían ser discutidos antes que el Matrimonio Igualitario.

Además atribuyó la organización de esta marcha a intereses económicos y políticos por parte del pastor Carlos Pacheco.

Carlos Llamas dijo que derivado de la manifestación de este domingo, la organización que encabeza estará presentando una denuncia ante la Dirección para Promover la Igualdad y prevenir la Discriminación en Coahuila.