MILENIO DIGITAL
10 de septiembre de 2016 / 03:30 p.m.

MÉXICO.- Más de un millar de personas en diferentes estados de la república, participaron en la marcha a favor del Frente Nacional por la Familia, las cuales se realizaron en las ciudades de Campeche, Chiapas y Querétaro.

La mayoría dirigidas por diferentes miembros y asociaciones religiosas, en el estado de Campeche los participantes en la marcha se mostraron a favor de la familia como base fundamental de todos los valores y las buenas enseñanzas de los hijos.

Resaltaron la importancia del matrimonio natural y que es inculcar está práctica se continúe en los hijos.

El punto de reunión para iniciar la marcha fue en el parque Moch Cohuo y de ahí partieron para caminar por el Circuito Baluartes y la calle 12 para llegar al mismo sitio donde comenzó.

Los que participaron en la marcha fijaron su postura contra la iniciativa hecha por el ejecutivo federal la cual trata de imponer una ideología de género y de educación.

Así mismo, en el estado de Chiapas, la marcha contó con una participación de dos mil personas, convocada por la Arquidiócesis de Tuxtla Gutiérrez que causó rechazo entre las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos por ser promovida de inicio como una marcha en contra de las familias lésbico-gay.

Héctor Estrada Avelar, presidente de la Organización Civil Unidos Diferentes (UDAC), advirtió que la peregrinación violenta derechos fundamentales por promover el odio y la discriminación. Recordó que el Estado mexicano reconoce a la familia en todas las formas y manifestaciones así como el derecho de todas las personas al matrimonio sin discriminación alguna.

El activista social precisó que los clérigos que promovieron y participan en la peregrinación serán denunciados ante la Secretaría de Gobernación y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación.

Por su parte, la organización UDAC lamentó "que los ministros de culto promuevan y convoquen a una cruzada pública en busca del no reconocimiento de los derechos humanos de las personas homosexuales".

“Promover el odio, la discriminación y la homofobia entre la población es un asunto que debe preocupar pero también ocupar a las autoridades, sobre todo si el movimiento público es encabezado por ministros de culto en un Estado laico".

Unidos Diferentes advirtió que ya ha iniciado los procedimientos legales correspondientes en contra de ministros de culto que dentro de Chiapas han violentado el principio del Estado laico. Además anunció que mantendrá un monitoreo puntual ante cualquier indicio o participación de líderes religiosos en las marchas de este fin de semana.

Por otra parte, en el estado de Querétaro los manifestantes defendieron lo que ellos consideran que es la familia, padre, madre e hijos. Las autoridades reportaron una participación de 32 mil personas, entre los que estuvo el obispo de Querétaro, Faustino Armendáriz.