19 de noviembre de 2014 / 06:45 p.m.

Chilpancingo.- La Confederación Patronal de la República Mexicana en Guerrero, Coparmex, dijo que las marchas que realizan los maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación y los estudiantes de la normal de Ayotzinapa desde hace siete semanas los han perjudicado más que los secuestros, desapariciones y ejecutados por el crimen organizado en los últimos años en las regiones centro, norte y montaña del estado.

En conferencia de prensa, el presidente de la Coparmex en Chilpancingo, Jaime Nava mencionó que de acuerdo a las estimaciones de dicho centro empresarial las pérdidas provocadas por los normalistas y la CETEG se estiman en más de 300 millones de pesos.

"Eso implica el cierre de por lo menos 500 negocios".

El empresario declinó mencionar casos específicos para preservar la integridad de los propietarios.

Nava Romero insistió en que el movimiento por presentación con vida de los 43 desaparecidos ha generado más afectación económica que la actividad de las organizaciones criminales que operan en Guerrero que son áreas en donde Los Rojos, Guerreros Unidos y los Ardillos pelean por el control de las plazas.

Hasta finales del 2013, la Coparmex reportaba el cierre de 600 negocios y pedía la intervención de las fuerzas federales para detener la ola de secuestros, misma que aseguran tenía asfixiada la actividad productiva en ciudades como Chilpancingo, Chilpa, Tlapa, Iguala y Teloloapan, entre otras.

Anunció que a partir de esta semana iniciaran actividades encaminadas a promover la paz sin renunciar a la posibilidad de que se haga justicia en el caso de las familias que esperan el regreso de sus desaparecidos.

FOTO: MilenioMILENIO DIGITAL/ROGELIO AGUSTÍN E ISRAEL NAVARRO