NOTIMEX
9 de junio de 2016 / 11:16 a.m.

México.- El ex presidente de México Vicente Fox afirmó que Margarita Zavala será la candidata del Partido Acción Nacional rumbo a las elecciones presidenciales de 2018, después de realizar un balance sobre la jornada electoral del pasado 5 de junio.

“Pues, prácticamente lo doy por hecho, va a ser difícil que alguien se lo arrebate, ella (Margarita Zavala) tiene la altura y tiene la presentación y reconocimiento dentro del PAN, además, tiene devoción y pasión por ir tras la Presidencia de la República”, precisó el ex mandatario federal.

En entrevista, Fox señaló que Zavala realizará un trabajo diferente al de su esposo, y ex presidente en 2006, Felipe Calderón, porque se “mueve en otra vertiente”.

Dijo que la militante panista hace bien en no portar el apellido de su esposo, quien, dijo, cometió muchos errores y esto “le restaría prácticamente a cero sus posibilidades”.

Fox ha mantenido diferencias con Calderón, debido a la decisión de enviar al Ejército a las calles a combatir el narcotráfico.

“Siguen en pie (las críticas) que le corresponden a él; ciertamente, creo que hubo errores muy graves, como haber traído al Ejército, todavía no resolvemos esa situación en la que nos metió, siguen las muertes, los homicidios y el problema, latente y vigente”.

Fox no descartó la idea de que el Partido de la Revolución Democrática vuelva a ir en fórmula con Acción Nacional rumbo a los comicios presidenciales.

“Las gubernaturas ganadas no son (todas) del PAN, la mitad de ellas son del PRD, junto con Acción Nacional, y eso pues les debe despertar bastante inquietud e interés, qué tal un PAN-PRD en 2018. Que hoy, ya nada disparatado hay”, dijo.

Respecto a los comicios del pasado 5 de junio, Fox afirmó que significaron una importante pérdida para el Revolucionario Institucional, aunque el golpe fue principalmente para los gobiernos locales.

El ex presidente señaló que temas “verdaderamente graves” en la administración, como derechos humanos y violencia, también pudieron incidir en la jornada electoral, en la cual estaban en juego 12 gubernaturas.

“Lo que es desafortunado es el tema de los derechos humanos, el tema de violencia y esos casos verdaderamente graves, como los ya tan socorridos en los medios, que al final parte son culpa de la Presidencia. Al final, un presidente se tiene que hacer responsable de lo bueno y de lo malo que pasa”, afirmó.