MILENIO DIGITAL
25 de junio de 2017 / 07:54 a.m.

XALAPA.- Autoridades de Veracruz confirmaron que en un lapso de 24 horas hubo 22 homicidios, entre ellos el de un mando y dos policías federales.

De acuerdo con los primeros reportes, en la comunidad El Cardel, del municipio de La Antigua, pistoleros atacaron a tres agentes federales que comían en el restaurante La Bamba. Dos elementos murieron en el lugar y uno más resultó herido, pero falleció cerca de las 23:40 horas.
Uno de los fallecidos fue Camilo Castagne Velasco, comisionado de la Policía Federal en el estado; otro era un inspector.

A través de Twitter, Miguel Ángel Osorio Chong, titular de Segob señaló: “Condeno el cobarde ataque del que fue sujeto el Coordinador Estatal de @PoliciaFedMx en Veracruz. Mi solidaridad con su familia y compañeros”.

Aseguró que el gobierno federal trabajará con las autoridades estatales para dar con los responsables.

Renato Sales, comisionado nacional de Seguridad, también condenó el atentado y aseguró que este crimen es investigado para que no haya impunidad.

Se dio a conocer que el comisionado general de la Policía Federal, Manelich Castilla, se trasladó a la zona con el compromiso de llegar a fondo en la indagatoria y brindar todo el apoyo a los deudos.

ASESINAN A 6 DE UNA FAMILIA

La jornada violenta en Veracruz comenzó cerca de las 23 horas del viernes, cuando en el municipio de Oluta fueron baleados un ganadero y dos de sus hijas. Todos resultaron heridos, pero anoche se informó que ambas jóvenes fallecieron.

En Coatzacoalcos, hombres armados a bordo de un taxi y una camioneta llegaron a la colonia Nueva Calzadas, irrumpieron en una casa y mataron a cuatro menores y dos adultos de una familia.
Mientras que en Orizaba dos mujeres, madre e hija, fueron baleadas y fallecieron en la casa ubicada en Prolongación Norte 6, de la colonia Abelardo L. Rodríguez.

El resto de los homicidios ocurrió en Minatitlán con tres; Cosoleacaque, cuatro; en Pánuco, uno; en Las Choapas, uno, y en la zona de Canticas, uno.

Al referirse a estos asesinatos, el gobernador Miguel Ángel Yunes señaló a través de un mensaje en redes sociales: “No nos estamos enfrentando a seres humanos, sino a bestias, a cobardes viles, a personas que son capaces de asesinar a niños con tal de tener secuestrados a los veracruzanos. No vamos a permitir que impongan su ley de violencia”.


dezr