MILENIO DIGITAL
10 de enero de 2018 / 11:15 a.m.

CHIHUAHUA.- El crimen no da tregua a Chihuahua y Baja California. En la primera entidad, autoridades reportaron 14 homicidios, nueve de ellos en la capital, mientras en la segunda se confirmó el asesinato de ocho personas, todos en Tijuana.

Mientras, en Baja California Sur fueron ultimados el jefe de custodios del penal de La Paz y al fundador de un centro de rehabilitación.

En este contexto de violencia, el gobierno estatal anunció el reforzamiento de la seguridad en hospitales, comandancias policiacas y el edificio del palacio municipal de Los Cabos, donde el sábado pasado hubo un enfrentamiento que dejó siete muertos.

La fiscalía de Chihuahua señaló que entre las víctimas de ayer en la capital están dos personas cuyos cuerpos fueron hallados en una fosa clandestina, ubicada a espaldas de una ruinas en las calles 2 y Oviedo Baca. Además, tres hombres que fueron ultimados por un grupo armado que irrumpió en una vivienda de la colonia Roma Sur.

En Tijuana, reportes policiacos precisaron que el pasado lunes siete asesinatos, todos en ataques a balazos, ocurrieron en un lapso de ocho horas. Adicionalmente fue hallado un cadáver en la colonia Urbi Villa del Prado.

La procuraduría de Baja California Sur notificó que la tarde del pasado 8 de enero fue ultimado Adolfo Osuna González, fundador del centro de rehabilitación Soldados Nuevos, A.C.

Asimismo, indicó que ayer hombres armados mataron al mando Raymundo Magaña Bautista, cuando se encontraba afuera de su casa, en la colonia Pericues.

La dependencia también ratificó que se mantiene la vigilancia en clínicas del IMSS, cuarteles policiacos e incluso la sede municipal de Los Cabos, luego de que desde el sábado anterior se han multiplicado las amenazas de bomba.

Asimismo, en el Estado de México hubo cuatro homicidios y en Guerrero, seis.



mmr