MILENIO DIGITAL
6 de septiembre de 2016 / 04:27 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Nicolás Alvarado, ex director de TV UNAM, dijo que la víctima de su columna No me gusta ‘Juanga’ (lo que le viene guango) es él y no el 'Divo de Juárez', quien murió hace más de una semana en Estados Unidos.

"Siempre le hago críticas a mi prosa después de que me leo, pero más que otros textos, no. No especialmente. Lo dije ya: creo que la oportunidad fue naca. Uno no se va a burlar del muerto en el velorio. Una crítica lapidaria de Miguel González Avelar en el velorio de mi padre, por brillante que fuera, no la hubiera apreciado mucho. Eso fue de un gusto infecto", reconoció en el programa Con Puig a las diez.

Entrevistado en el noticiero de Carlos Puig, el ex director de Tv UNAM aseguró sentirse triste, pero más que por haber dejado las riendas de la televisora universitaria, "“el proyecto del que estoy más orgulloso en mi vida profesional", por la reacción que se dio tanto en las redes sociales como en algunas instituciones.

"Me entristece profundamente que las redes sociales se usen como se usan. Me entristece profundamente que instituciones hagan juicios sumarios a ciudadanos. Me entristece profundamente que no tengamos una verdadera cultura democrática en nuestro país y me parece que soy un síntoma, mi tristeza como ciudadano es grave: tengo demasiadas preguntas que todavía me habitan", dijo Nicolás Alvarado en el espacio noticioso.

Cuestionado al respecto, el colaborador de MILENIO reconoció que no esperaba una reacción de ese tipo, "escribí un artículo como los que he escrito desde hace 27 años", incluso aseguró que tomó esa decisión porque no había otro tema cultural de importancia esa semana.

"Lo más importante de lo que quise decir, que no se entendió, es que todos ejercemos prácticas discriminatorias súper raras; todos somos, sin darnos cuenta y con frecuencia, homofóbicos, heterofóbicos, clasistas… y yo me descubrí siendo clasista.

"Platicando con un amigo, me acorraló con sus argumentos hasta demostrarme que mi problema con Juan Gabriel no era un problema prosódico, musical o estético, sino era un problema clasista".

Durante esa charla, rememoró Nicolás Alvarado, llegó a su mente el libro La distinción, de Pierre Bourdieu, donde se anota que el gusto es una forma de diferenciación social: "Yo elijo algo que me gusta y que no le gusta a los que considero inferiores a mí, para distinguirme de ellos, y así reproduzco una estructura de clase, que es un mecanismo pernicioso. Y me descubro culpable de ese error y me quise burlar de eso a través de la canción de Boris Vian, 'J’suis snob'".

Acerca de su renuncia a TV UNAM, Alvarado le comentó a Carlos Puig que lo había hecho para tener libertad periodística, sobre todo porque le resulta más importante ser el escritor que es y ejercer el periodismo cultural como lo ha desarrollado hasta la fecha.

"Me importa más escribir el texto que puedo escribir, ejercer el periodismo cultural como lo ejerzo, que tener una chamba de funcionario público, porque la idea ya estaba en la pantalla de la televisión, en la de la computadora, en la del teléfono y en la iPhone y había quien la pudiera continuar. Y no le estaba haciendo bien a un amigo, no a un institución, a un amigo entrañable y querido que se llama Enrique Graue (rector de la UNAM)", enfatizó el periodista.