27 de octubre de 2014 / 05:39 p.m.

México.-En México, la segunda causa de discapacidad laboral es el trastorno de la depresión y la ansiedad, y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) no es la excepción.

La Sedena no se escapa de esta problemática, porque la depresión también aqueja a efectivos, veteranos y derechohabientes, siendo uno de sus principales objetivos a vencer.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó que este trastorno afecta a más de 350 millones de personas de todas las edades en el mundo. En México es la principal causa de suicidio.

La OMS anunció que para 2025 la depresión sería la segunda causa de discapacidad laboral; sin embargo, México se adelantó 15 años y ya se encuentra en ese lugar, de acuerdo con el teniente coronel Juan Rogelio Ríos, jefe de psiquiatría del Hospital Central Militar.

En el sector castrense, de los mil 500 pacientes que acuden mensualmente a consultas externas al hospital, “30 o 40 por ciento de personas presenta un grado de depresión o angustia”, confirmó Ríos a MILENIO.

En Enero pasado la Sedena invirtió 3 millones 200 mil pesos para comprar dos equipos que son utlizados para aplicar terapia que ayuda a tratar la depresión y, en su caso más severo, el intento de suicidio.

Se trata de un estimulador magnético transcraneal, un método alternativo y complementario para combatir ese trastorno, que tendrá sus primeros resultados a finales de año, “pero estamos seguros que con este tratamiento, el paciente podrá sentir mejoras en la depresión” en un plazo de un año, dijo el especialista.

“Los estamos usando para la depresión, pero también para las ideas de muerte. El suicidio es un componente del síndrome depresivo mayor, pero en una fase avanzada. El intento suicida se puede presentar como trastorno, es donde podemos ocupar este equipo para ayudarnos a disminuir ese tipo de pensamientos.

“La verdad es que la respuesta que hemos tenido con este equipo ha sido muy buena, los pacientes han mejorado la sintomatología”, agregó el mayor César Federico Franco, adscrito al área de psiquiatría para hombres del hospital militar.

AUMENTAN SUICIDIOS

En 2013, el Departamento de Defensa de Estados Unidos informó que el número de suicidios ascendió a 255 ese año; sin embargo, desde 2010 se han registrado alrededor de 300 casos.

Este informe, publicado por el Pentágono, confirma la muerte por suicidio de 74 militares en activo el primer trimestre de 2014, lo que lo convierte en un asunto serio entre las fuerzas armadas.

En el mundo, casi un millón de personas se quitan la vida cada año a consecuencia de la depresión; en Latinoamérica, la OMS tiene un registro de 63 mil personas que toman el camino del suicidio, siendo la tercera causa de muerte entre personas de 10 a 19 años de edad.

En este caso, la depresión es un trastorno con características que van desde la tristeza, dificultad para disfrutar, desesperanza, pesimismo, baja autoestima, alteraciones de ánimo, sueño y apetito. En su caso más severo, provoca la idea suicida.

De abril de este año, cuando arrancaron con las primeras terapias con el nuevo equipo, a la fecha se ha tratado a 90 personas, entre militares en activo, en retiro y derechohabientes, de los cuales 90 por ciento son mujeres y solo 10 por ciento hombres.

De acuerdo con Ríos, se compraron los aparatos para atender al sector femenino y brindarle mejores oportunidades de trabajo.

“Se adquiere con presupuesto de equidad de género, esto con el objetivo de disminuir la brecha que existe entre hombres y mujeres y mejorar la igualdad”, dijo.

Con el estimulador magnético transcraneal se aplica un procedimiento terapéutico mediante la estimulación del cerebro, y que es complementario al tratamiento con medicamentos para obtener mejores resultados.

Emite impulsos electromagnéticos a la corteza prefrontal lo que genera que las neuronas de algunas zonas de la corteza cerebral liberen neurotransmisores que mejoran el estado de ánimo.

El tratamiento consiste en tomar un punto de referencia en la cabeza, específicamente la corteza motora. Posteriormente, a 7 centímetros de distancia se busca la corteza prefrontal, que es el punto exacto para comenzar la terapia de 10 a 15 minutos: “Este aparato disminuye la depresión igual que un medicamento, con la ventaja de que no hay reacciones colaterales.

A finales de este año y después de 15 sesiones del primer paciente se evaluarán los resultados: “Muchos confunden este tipo de terapia con la de choques electroconvulsivos o electroshock, que son descargas, pero no. En este caso se utiliza la estimulación magnética sobre el cráneo y eso llega a ciertas zonas para mejorar los síntomas”, aseguró César Federico Franco, adscrito al área de psiquiatría en hombres del Hospital Central Militar.

El trastorno

- La depresión es una enfermedad que está asociada a una amplia variedad de síntomas emocionales, neuropsicológicos y físicos.

- Por desconocimiento, comúnmente se cree que no es algo serio, pero al no ser tratada oportunamente puede llevar inclusive a la muerte. Un diagnóstico a tiempo ayudará a que la calidad de vida de quien la padece sea mejor.

 

FOTO: Milenio Digital

ALEJANDRO MADRIGAL/ MILENIO DIGITAL