MILENIO DIGITAL
22 de febrero de 2017 / 11:28 a.m.

MÉXICO.- Danton Bazaldua Morquecho, alumno de la UNAM de 23 años que representará a Latinoamérica en el Poland Mars Analogue Simulation 2017, señaló que México tiene una gran oportunidad para destacar en el ámbito espacial, aunque “sus condiciones son un poco adversas”.

Bazaldua, que cursa octavo semestre de ingeniería en telecomunicaciones en la Facultad de Ingeniería, fue nombrado como uno de los cuatro líderes emergentes del sector espacial por el Consejo Consultivo de la Generación Espacial (SGAC, por su sigla en inglés) de la ONU, tras una selección de entre 70 estudiantes de alto nivel académico en la región, además de ser el más joven y el único que apenas cursa la licenciatura.

“Hemos tenido grandes representantes (en el área), existen calidad, conocimientos y personas, por ello me gustaría que el gobierno invirtiera más en ciencia y tecnología y que no la castigara cada vez que haya una situación que afecte al país”, opinó en entrevista con Milenio el estudiante que viajará a Polonia para poner a prueba un prototipo de dispositivo para monitorear los signos vitales de los astronautas.

Al preguntarle si cree que la política nacionalista que ha asumido el gobierno estadunidense traerá implicaciones para que personal capacitado de otros países sea parte de misiones especiales en la NASA, mencionó: “Esto, más que una crisis, debe de ser una oportunidad para que el país salga de la dependencia que tiene respecto de EU y busque otras colaboraciones en América Latina y Europa, donde la calidad del mexicano realmente se valora”.

Signos vitales


En cuanto a su proyecto, explicó que se trata de un dispositivo para monitorear los signos vitales de los astronautas, el cual fue desarrollado con Yair Piña, de la Facultad de Ciencias, quien fue seleccionado como astronauta en otra misión análoga a Marte.

El artefacto “transmite datos inalámbricamente a una aplicación que diseñamos, y ahí es donde se hará su almacenamiento y análisis”. El diseño consiste en un chaleco que no pesa más de 800 gramos y servirá como aditamento para trajes espaciales.

Bazaldua probará el invento en Polonia y Piña hará lo mismo en otra misión simulada en EU. “El dispositivo será probado en el Mars Desert Research Station del 29 de abril al 14 de mayo, después en el Poland Mars Analogue Simulation 2017, del 29 de julio al 14 de agosto”, detalló Bazaldua.

Si los resultados son positivos, “podrá ser utilizado en una misión verdadera a Marte que será muy riesgosa y está planeada para 2032”, abundó.

Según el estudiante, las simulaciones análogas son un parteaguas a escala mundial, ya que las reales son muy riesgosas y por ello se tienen que hacer muchos experimentos para evitar situaciones que no puedan ser controladas en el espacio.

“Para eso se hacen estas prácticas, se prueba el equipo, además de que se entrena a los astronautas en diferentes tipos de situaciones hipotéticas en los que se someten a cuestiones muy rudas, ya que el clima marciano no es el más amigable”, comentó Bazaldua.

El estudiante acotó que en la simulación de viaje organizada por la ONU “no seré parte de la tripulación, sino que estaré en la asistencia con el objetivo de sacar adelante cualquier situación que se presente”.

Explicó que México toma una gran iniciativa y comienza a destacar en la comunidad espacial.

“Todo eso es un buen indicio de que el país se está encaminando a un sector tecnológico que, a final de cuentas no solo beneficia a México, sino a la humanidad... Esta es una gran oportunidad; me siento muy halagado y agradecido con la UNAM que, por cierto, pagará todos mis gastos. Eso es ayudar a la ciencia y tecnología”, destacó.

Del 1 al 8 de abril Bazaldua Morquecho trabajará junto con los otros tres elegidos (de Asia, África y Europa).