21 de junio de 2014 / 01:32 p.m.

México.- El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aseguró que México cuenta con políticas bien establecidas para la atención de los menores migrantes, pero es un problema que no debe seguir creciendo, por lo que pidió a Estados Unidos informe sobre los riesgos que existen.

En el marco de la reunión que sostuvo en Guatemala con el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, el mandatario anfitrión Otto Pérez y el presidente de El Salvador, Salvador Sánchez, el funcionario ratificó el apoyo de México a la solución humanitaria en el tema de la niñez migrante no acompañada.

Dijo que en Estados Unidos, con la propuesta de reforma migratoria y algunos discursos, han hecho creer a los países de Centroamérica, a los papás que están en la Unión Americana, que pueden recibir a sus hijos, que les van a dar la oportunidad del registro permanente.

"Esto ha jalado en los últimos dos años, particularmente de Honduras, una cantidad muy importante de menores no acompañados", porque el 85 por ciento de ellos dice que los está esperando algún familiar, o sus papás en Estados Unidos, enfatizó en declaraciones a Joaquín López Dóriga en Radio Fórmula.

El secretario de Gobernación informó que en dicha reunión propuso una campaña de información de Estados Unidos para los migrantes que están en ese país, que avisen a sus familiares en Centroamérica que no hay posibilidad de que sus hijos sean recibidos.

Osorio Chong enfatizó también que se trata de un tema de seguridad, pues al mandarlos solos, corren un riesgo "y en eso hay una gran preocupación en México".

En ese sentido, se pronunció porque en esta problemática haya una perspectiva regional, que se atienda de manera global y que no sea un solo país el que lo atienda o resuelva, sino que todos en conjunto puedan enfrentarlo.

Dejó en claro que en México "si tenemos una política pública de atención, de cuidado y de regreso oportuno a cada uno de los menores migrantes no acompañados, sean mexicanos o de otros países", a quienes se les pone una persona de acompañamiento hasta que regresen a su lugar de origen y se les brinda atención y salud.

Subrayó que en México no ha crecido el número de migrantes no acompañados hacia Estados Unidos, en cambio si lo han hecho de manera importante Honduras y El Salvador, "México va de manera decreciente, incluso en mayores de edad hay un flujos decrecientes hacia Estados Unidos", indicó.

La reunión privada que se efectuó en salones del Palacio Nacional de la Cultura de Guatemala fue encabezada por el presidente anfitrión, Otto Pérez Molina, y el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien concluyó en ese país una gira de una semana por América Latina.

Al final de la cita, el canciller de Guatemala, Fernando Carrera, y los dos delegados de Honduras brindaron una declaración con la visión de sus respectivos países sobre el tema de los menores migrantes.

Los funcionarios de ambos países coincidieron en que se enfrenta una "crisis humanitaria" y destacaron el compromiso y la voluntad política de Estados Unidos, México, Guatemala, El Salvador y Honduras para atender el tema y superarlo a la brevedad posible.

El canciller Carrera destacó "el espacio que tuvimos el día de hoy, de intercambio de diálogo sobre la problemática particularmente de la situación de emergencia de la niñez migrante".

Dijo que el tema se estudió "desde una perspectiva de la coyuntura que estamos viviendo, pero también de las causas estructurales de este problema".

El ministro coordinador general de gobierno de Honduras, Jorge Ramón Hernández, dijo que los cinco estados "hablaron de un tema que preocupa a todos, como es la crisis humanitaria en Estados Unidos con la migración de miles de niños centroamericanos no acompañados".

La canciller de Honduras, Mireya Aguero de Corrales, afirmó que esta primera reunión fue "exitosa" y que su país convocó a una Conferencia Internacional, en fecha "tentativa" del 16 y 17 de julio en ese país.

FOTO: Notimex

NOTIMEX