NOTIMEX
30 de abril de 2016 / 02:20 p.m.

Ciudad de México.- La ballena gris dice adiós a las aguas mexicanas, pues ha iniciado su migración a los mares de Alaska. Aunque todavía se observan algunas ballenas en las Lagunas Ojo de Liebre y San Ignacio en la Reserva de la Biosfera El Vizcaíno, Península de Baja California, su avistamiento termina este 30 de abril, informó la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

En la actual temporada entraron a las Lagunas Ojo de Liebre y San Ignacio 2 mil 531 cetáceos, de los cuales mil 095 son ballenatos y mil 436 son ejemplares adultos, indican los censos realizados por la Conanp.

Un total de 2 mil 211 ballenas fueron avistados en la Laguna Ojo de Liebre, mientras en la Laguna San Ignacio solo entraron 320.

La dependencia infirmó que esta temporada, 14 mil 800 visitantes disfrutaron la observación de ballenas y se autorizaron 51 permisos a prestadores de servicios turísticos para ambas lagunas.

La ballena gris (Eschrichtius robustus) es una de las especies más grandes del mundo marino, se encuentra en la categoría de protección de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana 059-SEMARNAT 2010, por lo que dichas dependencias trabajan para su conservación y protección

En 1972, el gobierno federal decretó la creación de los primeros santuarios de ballenas en las Lagunas San Ignacio y Ojo de Liebre-Guerrero Negro en el estado de Baja California Sur, año en que inicia su recuperación.