AP
22 de enero de 2016 / 12:30 p.m.

México.- El presidente Enrique Peña Nieto dijo este viernes que ha instruido a las autoridades mexicanas acelerar la extradición del narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán a Estados Unidos.

En declaraciones hechas en el marco del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, el mandatario mexicano dijo que la Procuraduría General de la República (PGR) trabaja en ese proceso.

"La indicación que tiene la Procuraduría es trabajar y acelerar su trabajo para lograr lo más pronto posible la extradición de este delincuente de alta peligrosidad", dijo.

Guzmán, considerado líder del cartel de Sinaloa, fue detenido hace dos semanas luego de una cacería que duró casi seis meses y que incluyó el seguimiento de sus abogados, actores y una persecución por el drenaje.

"El Chapo" se fugó en julio del 2015 de una prisión de máxima seguridad a través de un túnel que llegó hasta su celda. Poco más de una década atrás ya se había escapado de otro penal.

La actual disposición del gobierno de México para extraditar a Guzmán representa un cambio respecto a la asumida cuando fue recapturado en 2014. El entonces procurador general Jesús Murillo Karam dijo que la extradición solo podría ocurrir después de que el capo terminara su condena en México, y eso podría ser en "300 o 400 años".

Chapo
La recaptura del narcotraficante ocurrió el pasado 8 de enero en Los Mochis, Sinaloa | REUTERS

Guzmán es acusado de varios delitos en México y en Estados Unidos.

La fuga en julio fue considerada una vergüenza para el gobierno de Peña Nieto y desató críticas sobre su decisión de no querer extraditar al capo.

Peña Nieto dijo el viernes en Davos que para su gobierno "fue sin duda un momento difícil" el escape de Guzmán.

Las autoridades mexicanas comenzaron el proceso de extradición de "El Chapo" dos días después de ser recapturado. Algunos funcionarios han dicho que podría demorar al menos un año.

Tras su recaptura, Guzmán quedó internado en la prisión del Altiplano, la misma de la que huyó por el túnel, aunque ahora las autoridades dicen que han tomado nuevas medidas, que incluyen cambiarlo de celda constantemente y tener guardias frente a su celda con cámaras en un casco.

Mientras estuvo prófugo, el capo se reunió con el actor estadounidense Sean Penn y la actriz mexicana Kate del Castillo. Funcionarios han afirmado que sabían del encuentro y que eso les permitió ubicar en octubre a Guzmán, aunque entonces logró evadirse de las autoridades.