NOTIMEX
3 de febrero de 2016 / 06:38 p.m.

México.- México buscará generar 40 acuerdos con 200 empresas de la Unión Europea para combatir y reducir sus emisiones de dióxido de carbono, acciones que hoy son oportunidad de negocio y motor de competitividad, dijo el director de ProMéxico, Francisco Nicolás González Díaz.

A través del proyecto “Low Carbon Business Action in Mexico“, el cual está financiado por la Unión Europea y tendrá duración de dos años en el país, se demostrará que el cambio climático y el desarrollo sustentable han dejado de ser temas de interés sólo para la ciencia y las aulas, expuso.

El programa apoyará al establecimiento de acuerdos de cooperación y asociación entre empresas europeas y nacionales para implementar propuestas conjuntas que sean financiables y que resulten en tecnologías tendientes a la reducción de emisiones de dióxido de carbono en México.

“El siglo XXI nos ha enseñado que el desarrollo sustentable no es un tema de costos, sino de retornos de inversión; por ello, las acciones que tomemos hoy definirán nuestro futuro. Debemos plantear de manera conjunta la semilla del desarrollo sustentable“, apuntó.

El directivo recordó que, según datos de la Agencia Internacional de Energía, en 2030 las necesidades energéticas se duplicarán, y para 2050, con una población cercana a nueve mil 700 millones, el mundo demandará tres veces la cantidad de energía que consume actualmente.

Ante ello, refirió que la labor colectiva requiere fortalecer el vínculo entre todos los países y todas las esferas del gobierno, iniciativa privada, academia y sociedad civil, toda vez que la capacidad de trabajo en conjunto será el fundamento del éxito en el reto ambiental.

En ese sentido, México ha ejercido acciones que impulsan la sustentabilidad y aceleran la transición mundial hacia energías renovables, ya que la meta de sustitución de fuentes fósiles en el país está plasmada en la Ley de Transición Energética.

Dicha legislación establece el objetivo de migrar hacia la generación de 35 por ciento de fuentes limpias de energía para 2024, cifra que actualmente asciende a 27 por ciento.

Asimismo, el país introdujo un impuesto al carbono y estableció un Registro Nacional de Emisiones, además de contar con un esquema de Subastas Eléctricas de mediano y largo plazos, mediante Certificados de Energía Limpia que brindarán una fuente de financiamiento adicional.

González Díaz precisó que a través de incentivos fiscales, que consisten en deducir hasta 100 por ciento en la compra de nuevas tecnologías, se promueve la sustitución de maquinaria y equipo para generar energía proveniente de fuentes renovables o de sistemas de cogeneración eficiente.

En el marco de la COP 21, México adoptó la declaración conjunta de la iniciativa Mission Innovation, en la cual se comprometió a duplicar sus inversiones e investigación en energías limpias, en un periodo de cinco años.

De mantenerse las tendencias actuales, las emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera ocasionarán daños irreversibles al equilibrio ambiental del planeta, por lo que se necesita actuar de inmediato en forma global e interconectada, “pues el cambio climático no conoce fronteras“, finalizó.