MULTIMEDIOS DIGITAL
7 de agosto de 2015 / 01:06 p.m.

Monterrey.- Óscar Álvaro Montes de la Oca, el joven detenido en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México acusado de transportar 20 kilos de cocaína en una maleta, ofreció una rueda de prensa este viernes junto al rector de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), Jorge Olvera García.

A pocos días de permanecer en un penal federal, Óscar narró que el viernes pasado, cuando regresó de un viaje desde Argentina con escalas en Colombia y Perú, él esperaba a que saliera su maleta de las bandas del transportador, pero no aparecía.

Óscar dijo que el sistema de justicia actual "hace que todos seamos presuntos culpables antes que inocentes" y que la violencia se expresa de muchas maneras, desde el hecho de mantenerse aislado un tiempo, cubrirse con cobijas que huelen a orines y recibir comida echada a perder.

Después de estar cuatro días preso, el joven dijo: "es muy importante que nosotros nos protejamos a nosotros mismos. Tomar fotos de la maleta cuando viajemos para no terminar en un centro penitenciario. Es importante unirse y hace presión a las aerolíneas".

El egresado con honores de la UAEM dijo que hubo varios factores que influyeron para su libertad como los videos del aeropuerto, la declaración de personas, el apoyo del rector de la UAEM y del gobernador mexiquense.

"Estamos pagando impuestos y no puede ser que por el simple hecho de una etiqueta que se puede quitar con las dos manos sea suficiente para acusa a alguien de tráfico de drogas. Trabajaré para que se revise caso por caso, que conocí muchos dentro del reclusorio, que no tuvieron medios para salir y que hacen llamado de auxilio".

"Todos estamos expuestos a esto. Somos culpables hasta que se demuestre lo contrario, pero la autoridad no tiene porqué criminalizar a la comunidad por las cosas que hacen unos pocos", indicó.

"(En el penal) hay gente de todo, hay guardias que son muy amables que te echan porras y te dicen que tu caso va a salir adelante, hay guardias menos tratables, hay compañeros de celda para tenerles mucho respeto y bajar la mirada y hay otros que te echan porras. La violencia es estructural, desde el modo que está diseñado el sistema de justicia que puede ser o mantenerse violento", apuntó.