MILENIO DIGITAL
30 de mayo de 2017 / 06:25 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.-De cara a la reunión que celebrará mañana la Organización de Estados Americanos, el canciller Luis Videgaray dijo que México está listo para actuar como mediador en el conflicto de Venezuela.

"Si México puede jugar un papel, ahí estamos más que listos para hacerlo", afirmó Videgaray en entrevista con Andrés Oppenheimer, luego de considerar la posibilidad de que la comunidad internacional asista al país en un "proceso de acuerdo político mediante algún instrumento de medicación".

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores adelantó que México, en colaboración con otros países, ha trabajado en una propuesta de resolución que consiga el consenso suficiente para ser aprobada, pero que no descuide la gravedad de la situación que atraviesan los venezolanos.

En ese sentido, Videgaray insistió en que la resolución de la OEA necesita "llamar a las cosas por su nombre". Enseguida, Oppenheim le preguntó si en Venezuela se ha instaurado una dictadura, a lo que Videgaray respondió que "de facto, ha dejado de ser una democracia funcional".

"Hoy por hoy no es una democracia. Estamos viendo rasgos francamente autoritarios", concedió y calificó como "extraordinariamente grave" el encarcelamiento de opositores, la suspensión del poder legislativo, la cancelación de elecciones y el uso de tribunales militares para enjuiciar civiles.

Por ello, México y otros países, dijo, han decidido pedirle al actual presidente de Venezuela detener la creación de una asamblea constituyente y la redacción de una nueva constitución.

A decir de Videgaray, la nueva asamblea no solucionará la crisis, sino que "enrarecerá el problema". De ahí que considere imperativo establecer un calendario electoral; aunque insistió en que le corresponde a los venezolanos decidir cuándo se celebrarán las elecciones.

El canciller adelantó que también confía en la apertura de un canal humanitario que permita a los países de la OEA enviar ayuda a los ciudadanos que padecen la escasez de alimentos y medicinas.

Finalmente, Videgaray urgió a la comunidad internacional a "no rehuir los temas". Consideró que la necesidad de ganar la aprobación de los países miembro de la OEA no debe poner en entredicho una resolución "clara", "que llame a las cosas por su nombre".

A la reunión de mañana no se espera que asistan los representantes de Venezuela, por lo que sólo estarán presentes 33 delegaciones. En este escenario, se requieren 22 votos para que la resolución sea aprobada.

ilp