25 de diciembre de 2014 / 03:14 p.m.

México.- En México viven más de 14 millones de habitantes "invisibles", por no tener una identidad oficial o registro de nacimiento. La cifra equivale a la población total de Chile. En el Distrito Federal, la delegación Cuauhtémoc cuenta con el mayor número de subregistro de personas en condición de calle y emisión de actas de nacimiento extemporáneas.De acuerdo con las cifras presentadas por Mauricio Padrón, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, durante el pasado Foro Binacional sobre el Derecho a la Identidad y Migración en la Ciudad de México, entre siete y 13 por ciento de los mexicanos vive sin acta de nacimiento, es decir, no cuenta con un nombre ni con nacionalidad.Esta situación prevalece entre los adultos mayores de las zonas más marginadas del país, que no tienen la posibilidad de trabajar de manera formal, registrar a sus hijos, obtener un crédito bancario, acudir a la escuela, tener un testamento y accesar a los programas públicos contra pobreza y salud.Según los estudios de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), en el Distrito Federal la delegación Cuauhtémoc tiene la menor cobertura de registros al primer año de vida. En segundo lugar está Milpa Alta."En la delegación Cuauhtémoc hay muchos bajopuentes, donde viven personas en condición de calle que no cuentan con un registro", mencionó Héctor Maldonado San Germán, director general del Registro Civil del Distrito Federal.El problema se ha extendido a uno de los grupos más vulnerables de la sociedad: los niños que se encuentran en la misma condición, sin una identidad jurídica.Karen Mercado, presidenta de la organización Be Foundation, asegura que este problema enmarca muchas otras faltas a los derechos de los mexicanos, que se desglosan a partir de la inexistencia del segundo, después del de la vida: el derecho a una identidad.Además, el número de personas con subregistro en México equivale a tener un país pequeño, como Chile, Honduras, Guatemala o Panamá dentro del país. Sin embargo, hasta 2008, este último tenía 13.2 por ciento menos de personas sin identidad de entre cero a cinco años de edad."Son indocumentados en su propio país, gente que no puede tener acceso a una educación porque, aunque está en la Constitución, si no tienes un acta de nacimiento no pueden dejar entrar al niño a la escuela. En algunas zonas rurales donde sí lo pueden hacer, no los dejan graduarse una vez que llegan a sexto de primaria. Ahí su vida se trunca, viven en un anonimato tal, que cuando crecen no pueden ejercer sus derechos políticos, sociales y económicos. Es más, si no tienen acta de nacimiento no pueden tener un entierro, entonces se van a la fosa común".FOTO: EspecialMILENIO DIGITAL