MILENIO DIGITAL
15 de mayo de 2017 / 08:03 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- El ciberataque con el ransomware WannaCry que comenzó el viernes pasado y que hasta la fecha ha infectado a más de 200 millones de dispositivos sí tuvo un impacto en México, tanto que la firma Kaspersky ha situado a nuestro país en el top cinco de los países más afectados a nivel mundial.

El director de Análisis de Kaspersky Lab para América Latina, Dmitry Bestuzhev, dijo a través de un webinar –un seminario en línea- que México pasó de ocupar el tercer lugar en infecciones con WannaCry al primero en cuestión de un día y unas cuantas horas.

Según el especialista, esto se puede explicar con los equipos que no habían sido utilizados el viernes y que, al ser prendidos durante los días siguientes y a falta de tener el parche de seguridad, se vieron afectados.

Por si fuera poco, Bestuzhev señaló que México, según datos estadísticos de Kaspersky Lab, ya ocupa el quinto lugar a nivel mundial de países afectados por WannaCry.

Las ganancias de los cibercriminales

Además de mencionar el panorama de las afectaciones del ransomware en Latinoamérica, Dmitry Bestuzhev señaló que en un inicio, las ganancias generadas por los hackers no ascendían a más de ocho mil dólares, sin embargo, hoy por la mañana, la cifra ya había aumentado a 62 mil dólares recaudados a través de 230 transacciones.

¿Cuál es el origen de WannaCry?

Pese a que se desconoce quién está detrás WannaCry, se sabe que el ransomware aprovechó un exploit robado a la NSA por un grupo de hackers llamado Shadow Brokers, mismo que el equipo de Kaspersky identificó a finales de abril en una institución financiera peruana.

“WannaCry no fue el primero en propagarse, pero sí el más masivo. Algunos grupos ya habían utilizado los exploits de los Shadow Brokers para instalar ransomware en equipos latinoamericanos, específicamente de Perú”, dijo el experto analista.

Hasta el momento se desconoce cuántas y cuáles son las empresas o instituciones mexicanas fueron afectadas. Si eres víctima de WannaCry, Bestuzhev recomienda no hacer el pago correspondiente y mejor ponerse en contacto con un especialista.