AP
28 de marzo de 2016 / 07:18 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- La Comisión Nacional Bancaria y de Valores impuso el lunes a la constructora española OHL la mayor multa de la historia decretada por el organismo regulador por diversas irregularidades contables de esa firma.

Según informó la Comisión en un comunicado, la sanción fue de casi 72 millones de pesos (más de 4 millones de dólares) tras una investigación que concluyó que la compañía había violado en varias ocasiones la ley del Mercado de Valores.

En concreto, dice que no es correcto el registro contable de la "rentabilidad garantizada al amparo de diversas concesiones", establece que se divulgó información errónea sobre "las proyecciones de los flujos de las concesiones", que no se verificaron ciertos gastos y que hubo fallas a la hora de que el Consejo de Administración autorizara ciertas operaciones.

El grueso de la multa, casi 62 millones (más de 3,5 millones de dólares) se dirige a la empresa OHL y dos subsidiarias, mientras que el restó recayó en seis de sus directivos.

Además de la sanción, la Comisión exigió a la compañía que aclare sus cuentas y ofrezca información "correcta, clara y veraz" a sus inversionistas y al público en general. Aclara que su decisión "no prejuzga" sobre otros actos que puedan estar bajo investigación.

La filial de OHL en México aseguró que "ha actuado siempre con total transparencia y con las mejores prácticas corporativas" y en un comunicado emitido el lunes después de conocerse la multa dice que la Comisión solo se pronunció sobre cuestiones administrativas y que no determinó ni dolo ni fraude en el actuar de las empresas.

En 2015, la constructora se vio envuelta en un escándalo por posible corrupción en contratos carreteros en el Estado de México, que rodea la capital del país y que está gobernado por el Partido Revolucionario Institucional.

El origen de la polémica, que desencadenó dimisiones en la compañía y entre las autoridades del Estado de México, fue una serie de videos en los que, entre otras cosas, se escuchaba supuestamente a dos directivos de la empresa conversando sobre presuntas trampas para incrementar las tarifas de una carretera de pago o planeando supuestos pagos a magistrados mexicanos.