MILENIO DIGITAL
9 de febrero de 2017 / 07:31 a.m.

MÉXICO.- El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aseguró que México debe tener “estrategias aún más audaces” que Colombia, porque el trasiego y la producción de drogas son cada vez más sofisticados y debe evitarse que crezca el consumo o sus consecuencias como el crimen organizado.

Luego de que el secretario de Seguridad Interior de Estados Unidos, John Kelly, propusiera el pasado martes una alianza con México para luchar contra el narcotráfico, al estilo Colombia, Osorio aseguró, en entrevista en Radio Fórmula con Óscar Mario Beteta, que lo acontecido en ese país sudamericano debe servir de ejemplo.

“Nosotros debemos estar muy preparados, tenemos que poder seguir adelante en estrategias aún más audaces, porque cada vez son más sofisticados todos los procesos que a escala mundial se siguen en el tema del trasiego y producción de drogas, y creemos que hay que observar lo que pasa en Colombia para evitar que nos crezca, nos afecte, que lastime en el consumo o en las consecuencias colaterales que tiene el tema del crimen organizado”, afirmó.

En tanto, entrevistado en Grupo Imagen por Pascal Beltrán, el funcionario rechazó que en su conversación con John Kelly haya hablado sobre la intención de Estados Unidos de ayudar a México en el combate a los cultivos de amapola.

Osorio aseguró que “no estamos pensando en pedir ningún tipo de apoyo, hemos venido trabajando y lo hemos venido haciendo como nunca en México, para salvaguardar la seguridad de los mexicanos”, luchando contra el crimen organizado, y capturando a los delincuentes más buscados por autoridades de ambos países.

Osorio apuntó también que luego de la legalización del uso de la mariguana en varios estados del país vecino, el consumo de heroína se ha vuelto una preocupación nacional, y “eso quiere decir que hay una vulnerabilidad que ellos tienen que atender para evitar que siga entrando a su país procedente no solo de México, sino de Sudamérica y otras latitudes, no solo frontera a frontera, sino por barco y avión”.

Apuntó que mientras Estados Unidos se ocupa de mayores controles para evitar la entrada de drogas, México respaldará dichas acciones con información y coordinación que se requiere entre ambos países para enfrentar al crimen organizado.

“Acá estamos haciendo un trabajo muy efectivo, complejo, difícil y que tenemos que seguir hacia adelante en una estrategia integral”, aseguró Osorio al tiempo que insistió en que ahí radica la importancia de que el Congreso establezca un mando estatal, mixto o de la policía municipal, para contar con instituciones de seguridad responsables.

El secretario de Gobernación dijo que en México “estamos haciendo nuestro trabajo y ellos creo que tendrán que fortalecer su capacidad de ingreso, me refiero a la droga que entra a Estados Unidos y que llega a millones de consumidores”.

En la entrevista radiofónica, señaló que el gobierno federal busca acuerdos en las negociaciones con Estados Unidos, porque la colaboración que existe no puede tirarse y que cuando se reúna con el general Kelly habrá subgrupos para abordar distintos temas.

Posteriormente, en el contexto de un acto con los alcaldes, Osorio apuntó que el asunto del muro “no entra en nuestros temas y no hicimos ninguna agenda”. Y que antes de su encuentro con el funcionario estadunidense, se pactarán los asuntos a tratar. Recordó que la relación se abordará de forma integral por lo que se incluirá el tráfico ilegal de armas y dinero a México que fortalece a algunas organizaciones delictivas.

“Es el Estado mexicano el que se enfrenta a sus propios retos y uno de ellos el de seguridad”, dijo.

El funcionario apuntó que durante los 18 días de la nueva administración en EU no han variado “absolutamente nada” los niveles de repatriación de mexicanos e incluso ha disminuido en algunos días. “¿Que sí nos hace ser optimistas? No tiene nada qué ver. Estoy dando un dato, simplemente. Estoy diciéndoles que nosotros tenemos un control de los mexicanos que regresan”.

Destacó que hoy ningún mexicano es repatriado si no está debidamente procesado en el contexto del acuerdo que se tiene con el gobierno de Estados Unidos y que diariamente se reciben entre 200 y 500 mexicanos que ese país regresa en 11 puntos fronterizos acordados.